En Edomex, al menos 700 mil son adultos mayores

10 por ciento de la población registra algún tipo de discapacidad física, sensorial o intelectual o psiquiátrica, revela el funcionario.
Ante la falta de oportinidades algunos piden dinero en las calles.
Ante la falta de oportinidades algunos piden dinero en las calles. (Archivo)

Toluca

El titular del Centro Estatal de Vigilancia Epidemiológica y Control de Enfermedades (CEVEyCE), Víctor Torres Meza dio a conocer que en la entidad, 10 por ciento de la población registra algún tipo de discapacidad y de ellos, 50 por ciento son adultos mayores.

Explicó que actualmente entre las discapacidades se considera las de tipo físico, sensorial, intelectual y psiquiátricas, las cuales demandan prevención, atención y rehabilitación por parte del sector salud y de sus instituciones.

Dijo que más de 50 por ciento de los casos son de tipo físico, con lesiones medulares, principalmente ocasionadas por accidentes y en menor medida por enfermedades incapacitantes como la diabetes.

El especialista aseguró que le siguen a estos padecimientos los sensoriales, que se concentran en mayor medida en la población de adultos mayores, ya que 50 por ciento de este tipo de casos se sitúan en la población de 80 años y más.

Finalmente están por su número de casos e incidencia, la intelectual y la psiquiátrica, aunque sobre ello dijo que podría haber un número importante de personas afectadas que no estén en los registros de las instituciones, principalmente por temor de la familia a enfrentar los diversos prejuicios sociales sobre estos temas.

Señaló que este año se espera que instituciones como el Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia del Estado de México (DIFEM) estén en la posibilidad de levantar un censo sobre discapacidad en la entidad.

Una medición similar aún no se ha hecho en el estado o por lo menos no con la precisión y rigor que se requiere, y de concretarse se contaría con un instrumento invaluable para el diseño de políticas públicas para el sector salud, tanto para la prevención, como para la atención y la rehabilitación de los padecimientos.

Actualmente son pocas las personas con algún tipo de discapacidad que tienen el seguimiento de profesionales y que reciben asistencia específica.