En SP se empiezan a respetar los reglamentos: regidora

Concepción Landa señaló esto respecto al plan de demolición que presentaron los desarrolladores del edificio Crepúsculo, por un excedente de 86 metros cuadrados.
Se encuentra en la colonia Lázaro Garza Ayala.
Se encuentra en la colonia Lázaro Garza Ayala. (Carlos Rangel)

San Pedro Garza García

El hecho de que los desarrolladores del edificio Crepúsculo se hayan acercado para presentar un plan de demolición, a decir de la regidora independiente Concepción Landa, es muestra de que la gente va entendiendo de que en San Pedro se empiezan a respetar los reglamentos.

En entrevista, la integrante del Cabildo sampetrino refirió que el hecho de acercarse a hacer acuerdos significa que la administración trabaja para acabar con la impunidad.

"Exhorto a la gente de que también se dé cuenta de que no pueden hacer lo que quieran, que para eso nos pusimos de acuerdo las ciudades y el gobierno para poner límites a aquello que no se puede y que sí se puede", manifestó.

Si bien el desarrollo ubicado en la colonia Lázaro Garza Ayala se había integrado a la Mesa de la Justicia para tratar de regularizarse, Jorge Eduardo Guerra Salvadores y Florinda Salvadores de Guerra se desistieron por escrito y no pagaron una sanción de 1.4 millones de pesos.

"El que haya intentado estar en la Mesa de la Justicia significa que había intensiones, pero al haberse retirado es que no se podía regularizar.

"Los ciudadanos y desarrolladores se están dando cuenta que vamos en serio y que las cosas se tienen que hacer bien", destacó Landa.

Asimismo, hizo un exhorto a aquellos que construyen fuera de las reglamentaciones, a que deben acatar la ley porque de no hacerlo habrá un desorden mayor.

En tanto, sugirió a los que están en miras de comprar un departamento o casa ponerse alerta y verificar en qué condiciones comprarán un bien inmueble.

"Lo que sí te quiero decir es que la gente también ande alerta a los ciudadanos tanto aquellos que vayan a comprar, como aquellos que vayan a habitar lugares que pidan y exijan a los dueños de los desarrollos y los edificios que cumplan con la ley.

"Tienen que pedir el permiso, porque están sujeto a este tipo de situaciones desagradables, son consecuencias que tiene que aceptar la gente y que en un momento dado pueden surgir y no hay como se arreglen más que al cumplir la ley y el reglamento", indicó.

Actualmente el municipio de San Pedro realiza estudios jurídicos y técnicos para saber de qué forma podrían regularizarse ya que el edificio Crepúsculo, de tres pisos con 12 departamentos, se encuentra habitado.