A una semana, Ecovía muestra daños

En la estación Rangel Frías, ubicada sobre la avenida Lincoln, el escalón para abordar a los autobuses se desprendió, por lo que se colocó un cono como advertencia para los usuarios.

Monterrey

A una semana de que inició operaciones, el nuevo sistema de transporte Ecovía, ya cuenta con piezas dañadas y marcas de grafiti.

Una muestra de ello es la estación Rangel Frías, ubicada sobre la avenida Lincoln a la altura del panteón municipal San Jorge, en Monterrey.

Ahí, el escalón para abordar a los autobuses se desprendió, por lo que se colocó un cono como advertencia para los usuarios de este medio de transporte.

En las paredes de dicha estación se observan marcas de grafiti, aunque ya intentaron ser tapadas con pintura gris.

Además de los daños, en la semana que lleva en operaciones la Ecovía ha tenido al menos dos percances.

El primero ocurrió al segundo día de inaugurado, sobre la avenida Lincoln a la altura de la calle Aguaturma, en la colonia Valle Verde al norponiente de Monterrey.

Ahí la unidad de la Ecovía con número económico 1012 se impactó contra un vehículo Century luego de que aparentemente no respetó una señal de vialidad justo cuando el auto particular daba una vuelta a la izquierda.

El segundo se trató de un percance en el cruce de la avenida Lincoln y Antiguos Ejidatarios, también en Monterrey.

Luego de dos años de retraso y cinco fechas pospuestas para su arranque, el Gobierno del Estado inauguró el pasado 28 de enero el nuevo sistema de transporte público: Ecovía.

El inicio se dio en medio de tramos sin concluir, falta de señalización, semáforos y hasta automovilistas que continúan sin respetar los carriles exclusivos.