Ecologista pide atender el tema de la contaminación

Guillermo Martínez, experto en la materia, exigió al próximo gobierno darle prioridad a la problemática del medio ambiente en la metrópoli.
El urbanista propuso trabajar contra el deterioro de espacios públicos.
El urbanista propuso trabajar contra el deterioro de espacios públicos. (Carlos Rangel/Archivo)

Monterrey

Los retos de las nuevas autoridades estatales son diversos, sin embargo, un tema del que poco se habló en las campañas electorales fue el de la ecología y medio ambiente.

Para Guillermo Martínez Berlanga, urbanista y ecologista, esta debe ser una prioridad, pues estudios arrojan que Monterrey y su área metropolitana es la urbe con el aire más contaminado de toda América Latina.

“La Comisión para la Contaminación de América Latina de la ONU dictaminó hace un año que el área metropolitana de Monterrey es la más contaminada de América Latina, más que Santiago de Chile, más que Los Ángeles, más que el DF, más que Guadalajara, y es un dato muy alarmante porque confirma lo que hemos dicho en 18 años. Esta gente de la ONU determina que si no se hace algo inmediato, este año vamos a tener problemas muy serios y no vamos a poder respirar”, afirmó.

Entre dichas acciones, el ecologista expuso que en cada esfera de gobierno se dispongan de planes emergentes, que van desde la creación de áreas verdes, hasta evitar el deterioro de espacios públicos.

“Exigimos al próximo gobierno tomar la agenda ambiental dura o la de mentiritas, o la que les conviene. Recuperar 20 o 30 espacios como Fundidora cueste lo que cueste ahorita, porque no entiende la autoridad que los servicios que nos producen las áreas verdes y las montañas no se pueden pagar”.

Aunado a ello, mencionó que de lograr una reducción aunque sea diminuta, generaría ahorros en sectores como el de salud, donde se evitaría el gasto de hasta 5 mil millones de dólares anuales, previniendo cirugías, medicamento por alergias, entre otros.

“Si le pudiéramos bajar a la contaminación 10 puntos por año, nos ahorraríamos 5 mil millones de dólares”, dijo.