EU reactiva deportaciones por Reynosa

Desde hace 18 meses que no operaba el programa, informó la directora de la Casa del Migrante.
Reactivan deportaciones
Reactivan deportaciones (Especial)

Reynosa

El proceso de deportación masiva, por parte de autoridades estadunidenses a través de esta frontera, se reactivó desde el 1 de abril, luego de 18 meses de estar suspendido este programa, afirmó Sor María Ávila Nidelvia Basalto.

La directora de la Casa del Migrante en esta localidad, señaló, que los procesos de repatriación a través de Reynosa se habían detenido, gracias a un programa federal que inició el país del norte.

Sin embargo, desde esa fecha, autoridades migratorias empezaron a regresar diariamente a territorio nacional entre 80 y 120 connacionales, quienes carecían de la documentación legal para estar en Estados Unidos.

Resaltó que aunque no son diarias las deportaciones, ya empezaron a fluir y diariamente la Casa del Migrante atiende a connacionales deportados, así como aquellos que llegan en busca de conquistar el llamado "sueño americano".

Recordó que durante el último trimestre de 2012, el proceso de deportación a través de esta ciudad fue suspendido, tras la realización de un plan piloto, mediante el cual, los migrantes empezaron a ser regresados a territorio nacional por la ciudad de Matamoros o vía aérea al Distrito Federal.

Indicó que la suspensión masiva de deportados, les dio la oportunidad de realizar algunas mejoras en la casa que alberga a los migrantes, así como ampliaciones y recaudar ropa, artículos de higiene y limpieza, además de medicamentos.

"Durante este lapso hemos tenido tiempo de mejor la infraestructura de los albergues, los dormitorios, áreas de comida, descanso entre otras así como de recolectar ropa, artículos de limpieza y víveres entre otras cosas, que se requieren para la atención de los migrantes que llegan a esta frontera", dijo.

Sor María Ávila manifestó que los deportados y migrantes que llegan al albergue tienen un periodo de tres días para pernoctar, periodo en el que buscan estabilizar su situación social, económica e incluso de salud.

Refirió que en el tiempo que los paisanos permanecen en el albergue se les proporcionan tres alimentos a día, atención médica, legal y psicológica, ropa y acceso a llamadas telefónicas a sus lugares de origen.

Así como artículos para aseo personal y a aquellos que aceptan regresar a su ciudad de residencia, se les proporciona el boleto de autobús y lo necesario para que lleguen a su destino, incluyendo algunas identificaciones.

Los exhortó a evitar internarse de manera ilegal a territorio estadounidense, ya que aseguró que en muchas de las ocasiones ponen en riesgo su integridad física e incluso su vida.