EU pide a México 'hacer lo correcto' con Tahmooressi

Ya son dos los congresistas que solicitan la liberación inmediata del soldado Andrew Tahmooressi, quien se encuentra en la Penitenciaría de La Mesa

San Diego

El congresista Duncan Hunter solicitó este lunes a las autoridades mexicanas agilizar el proceso legal para la eventual liberación del veterano Andrew Tahmooressi, quien se encuentra recluido en Tijuana.

“Si México sostiene que Andrew es un criminal digno de encarcelamiento, entonces sería necesario hacer una revisión de la realidad. Los argumentos han sido presentados y ahora le corresponde a México hacer lo correcto”, expuso.

Reiteró que las acciones del integrante de la Marina no fueron deliberadas ya que nunca fue su intención el ingresar a Tijuana.

“México tiene sus propias leyes y procesos y tenemos una responsabilidad como vecinos el aceptar y respetar nuestros respectivos sistemas”, señaló el republicano en un comunicado de prensa.

Criticó que las autoridades en Baja California hayan fijado la siguiente comparecencia hasta el 28 de mayo, señalando “que es un periodo muy largo, considerando que la seguridad y bienestar (del veterano) está en riesgo”.

Por su parte, este lunes el congresista demócrata de Estados Unidos, Scott Peters, demandó al Departamento de Estado intervenir para exigir la liberación del norteamericano.

En una carta enviada al Secretario John Kerry, el legislador de San Diego pide que se solicite al gobierno mexicano que se aseguren de que el soldado reciba “tratamiento justo”, además de una audiencia para que pueda defenderse de acusaciones en su contra.

El congresista se dijo preocupado por reportes que indican que el combatiente habría recibido “malos tratos” en custodia y teme que esto puede tener impacto en su proceso legal.

“Él defendió a Estados Unidos como miembro de nuestras fuerzas armadas y merece que ahora Estados Unidos lo defienda ahora”, señala la carta.

Tahmooressi se dirigía a cenar con un amigo a San Ysidro el pasado 31 de marzo, cuando accidentalmente manejó hacia la garita de El Chaparral en posesión de tres armas de fuego, todas ellas con permiso en Estados Unidos.

El soldado fue detenido y enfrenta cargos en México por posesión de armas.