Durango pierde más de 330 mdp por plaga

En conjunto con la sequía e incendios, afectaron a los ejidatarios, productores e industriales del sector forestal principalmente.
Plaga de escarabajo descortezador.
Plaga de escarabajo descortezador. (Silvia Ayala)

Durango, Durango

En el tema de la plaga del escarabajo descortezador, los municipios más dañados fueron Durango capital, Súchil, San Dimas, Santiago Papasquiaro, Guanaceví, Tepehuanes y Mezquital, pero sin duda la llegada del invierno resultó benéfica para el Estado.

Gracias a ello, el insecto se encuentra prácticamente hibernando, aunque esto no significa que no esté activo, destacó Javier Zendejas, subgerente de conservación y restauración de la Conafor en Durango.

Señaló que la temporada de invierno es benéfica en este tipo de situaciones, pues el insecto prácticamente hiberna y no se detecta volando, porque esta reguardado bajo la corteza de los árboles soportando las bajas temperaturas.

Sin embargo, es posible detectarlo porque dentro del árbol está activo y se puede observar la coloración del arbolado o la producción de resina del mismo, porque el árbol se defiende secretando resina y es un indicador vital.

Reconoció que este problema dejó pérdidas económicas para el sector forestal, porque junto al insecto descortezador se asocia un hongo que mancha la madera y aunado a esto llega otro insecto que es depredador del descortezador y hace barrenaciones en la madera.

“No podemos decir que es pérdida total de la madera porque si se trata a tiempo y se industrializa el daño es mínimo, pero si se deja pasar la madera se mancha, se pica y pierde valor”, detalló.

Según autoridades locales este problema de plaga, más la sequía e incendios forestales, dejaron para Durango pérdidas económicas por más de 330 millones de pesos a los ejidatarios, productores e industriales del sector forestal principalmente.