El siguiente paso son las radiaciones

Dulce Adriana se enfrentará a una etapa más para luchar contra el cáncer de mama. Ahora viajará durante temporadas más largas a Durango para eliminar más células cancerígenas detectadas.

Gómez Palacio, Durango

Dulce Adriana Rangel continúa su lucha contra el cáncer de mama. Tras el nacimiento de su hija Ximena, recibirá un tratamiento más agresivo para salvar su vida.

Serán radiaciones que combinará con la quimioterapia que ya tiene programada, esto debido a que le detectaron células cancerígenas grado tres.

Dulce aprovecha pasar el mayor tiempo con su bebé, antes de iniciar la siguiente etapa, pues tendrá que viajar al Centro Estatal de Oncología en Durango para recibir el tratamiento que se podría tardar de 5 a 15 días cada vez que lo requiera.

La joven madre urgió a la Junta Local de Conciliación y Arbitraje para que agilice su denuncia laboral por despido injustificado, para poder recibir el servicio médico en el Seguro Social.

En caso de no lograrlo, espera al menos una liquidación justa por parte de la empresa Genomex que le permita enfrentar los gastos de traslado a Durango.