Dueños de bares contra el requisito

Señalan que se trata de un mecanismo que se presta a la extorsión y genera la clausura de las fuentes de trabajo.
Un alto porcentaje de establecimientos está suspendido.
Un alto porcentaje de establecimientos está suspendido. (Enrique Hernández)

Ixtapaluca

Dueños de bares se manifestaron en contra del procedimiento de dictamen de factibilidad, implementado por el gobierno del Estado de México en 2013, pues se ha convertido en un mecanismo que se presta a la extorsión y genera el cierre de establecimientos y fuentes de trabajo. Actualmente el documento exige el cumplimiento de 16 requisitos.

Los propietarios de estos establecimientos, quienes pidieron el anonimato, señalaron que han sido sujetos de clausuras injustificadas, operativos con fuerza desmedida e innecesaria, y negativa por parte de funcionarios públicos al momento de realizar trámites para poner al corriente los negocios.

Por ello resultan afectados los empresarios, trabajadores de antros, garroteros, porteros, meseros, músicos, así como taxistas, discotecas, marisquerías, entre otros establecimientos y trabajadores.

"El año pasado el gobierno del Estado de México emitió el Decreto 53 en el que ordena a bares, cantinas y negocios con venta de bebidas al copeo de consumo inmediato, que para poder trabajar deberán aprobar el Dictamen de Factibilidad y ahora nos piden 16 requisitos", dijo una de las afectadas.

La empresaria agregó que muchos negocios tienen en trámite el dictamen de factibilidad, sin embargo, suspenden la operación del establecimiento por 90 días, lo que ha afectado el empleo.

Información de Los Reyes La Paz refiere que en la localidad se encontraban registrados alrededor de 100 negocios, hoy operan 60, "muchos se retiraron, cerraron sus negocios, para poder tramitar la documentación que las autoridades exigen".

Entre los requisitos que exige el dictamen de factibilidad se encuentra el dictamen de impacto regional, que no aplica en establecimientos pequeños, solo para los que tienen más de 300 metros cuadrados, sin embargo, lo tienen que presentar todos, dijo.

Añadió que "la presunta regulación administrativa ha afectado a los establecimientos".