Droga recreativa se vende sin regularse en varias ‘sex shop’

El producto está prohibido en otros países, debido a que se le considera ilegal por los efectos que produce en quien lo consume.

León, GTO.

Aunque no se encuentra a la vista, en algunas sex shop de León se vende sin regulación una droga que en otros países es considerada ilegal.

El 'popper' nunca se encuentra a primera vista. Los vendedores de las tiendas con temática sexual saben que hay que vender el producto con discreción y, no lo ofrecen en sus vitrinas ni anaqueles.

—"¡Ah! Buscas 'popper', ese no lo vendo, pero ese no es lubricante", contestó el encargado de una sex shop.

Explicó que la sustancia en el 'popper' era utilizada hace casi 100 años para casos de infartos, porque relaja el músculo liso del corazón.

Sin embargo, aseguró que ese producto no se vende ahí.

—"Pero te lo venden aquí cerca, en la tienda de la competencia", dijo.

MILENIO hizo un recorrido por sex shops de León y en todas, los empleados aceptaron conocer el producto, aunque sólo en tres lo tienen a la venta.

Incluso en algunas tiendas dijeron que anteriormente lo vendían, sin embargo, dejaron de hacerlo cuando supieron que el producto es una droga.

El producto se confunde con lubricante debido a que produce la relajación de músculos, lo que facilita la penetración.

Sin embargo, en una tienda ubicada dentro de un centro comercial, la encargada aseguró que sí venden el producto.

—"Sí se cuál es. Llegaría dentro de dos semanas, es líquido y cuesta 200 pesos", dijo.

Luego de consultar en una computadora y revisar en la vitrina, mostró un frasco con ligero gel transparente, formulado a base de glicerina, el cual sostuvo que es igual al producto que llegaría dentro de dos semanas.

En una sex shop en la Zona Centro, el encargado sacó sin titubear un frasco de 'popper'.

Apenas 5 centímetros de altura mide el envase de vidrio oscuro, con etiqueta amarilla y letras rojas. Cuesta 400 pesos.

—"Sí, sé que subió, estaba como en 200 pesos", dice el encargado. Explica que desde hace dos meses subió porque la distribuidora del producto, de origen estadounidense, dejará de fabricarlos.

Sin decir que es una droga, el encargado dijo que incluso del producto hay versiones "pirata" que se venden en la Zona Centro.

Aseguró que el producto original, tiene un relieve en la tapa del frasco. También hizo notar que el producto original tiene dos nebulizadores, los cuales son unas perlitas blancas al fondo del envase.

"En otros lugares la tapa viene lisa y la etiqueta es amarilla pero muy clarita, no amarillo fuerte", dijo. "Este es más potente, es el bueno", aseguró.

Comentó que la empresa que los distribuye en Estados Unidos, avisó hace algunos meses que dejará de fabricar el producto, lo que duplicó su precio.

En la última sex shop visitada por MILENIO, la encargada del lugar sacó un recorte de periódico con una nota del 2010, en la que se leía que luego de un operativo de Fiscalización para retirarlo de tiendas con temática sexual, se había prohibido su venta.

La mujer aseguró que en esa tienda nunca se había manejado el producto, por tratarse de una droga. Sin embargo, aceptó que es uno de los productos que con mayor frecuencia solicitan.

En internet es fácil encontrar sitios web en los que se ofrece el 'popper'. Por 250 pesos más 30 del envío, un sitio ofrece más de cinco marcas de 'popper' con envío desde la Delegación Miguel Hidalgo en el DF a cualquier parte de la República.

Incluso hay sitios extranjeros que incluyen el dominio de la palabra 'popper' y se dicen especializados en el producto.

En una de las tiendas donde MILENIO constató la venta del 'popper', el empleado mencionó que en la Zona Centro el producto se vende también en lugares donde realizan tatuajes, así como en los antros y discotecas.

Por ser considerada una droga, el 'popper' también se distribuye en discotecas, principalmente de ambiente homosexual.

"Estábamos en el antro, y la pareja de un amigo llegó con esos frasquitos. Los pasó para que todos lo oliéramos", cuenta Héctor, un joven homosexual de 22 años.

USO Y COMPOSICIÓN

El popper está compuesto de un grupo de sustancias químicas que incluyen el nitrito ciclohexílico, el nitrito amílico, y el nitrito butílico. Líquidos incoloros y con un aroma picante. Como son altamente volátiles, su consumo es inhalado.

Se llama 'popper' porque su presentación es en pequeños frascos sellados o ampolletas que deben romperse para liberar las emanaciones y así aspirarlo.

Por el ruido que hacen al romperse, en inglés se les llama 'popper'.

En enciclopedias químicas, el uso de estos nitritos se remonta a hace 100 años, cuando el médico escocés Thomas Laurder Brunton lo utilizó para el tratamiento de la angina de pecho.

Los nitritos son vasodilatadores, con injerencia en la circulación sanguínea y en la relajación del músculo liso del corazón.

La inhalación de 'popper' tiene efectos inmediatos, pues en pocos segundos la cantidad de sangre que recibe el cerebro aumenta, lo que provoca un estado de euforia.

"A los 5 segundos sentí que me explotaba el cerebro", cuenta Jorge, un joven que acepta haber consumido 'popper' en una fiesta.

El efecto sólo dura entre 3 y 5 minutos, sin embargo, la inhalación contínua puede causar adicción, según informa el mismo producto.

El nitrito ciclohexílico es una sustancia que contienen los aromatizantes de ambiente.

Los registros de 'popper' en la web afirman que desde la década de 1970 se popularizó su consumo en discotecas de Estados Unidos.

Aunque su consumo es inhalado y los efectos repercuten en la circulación, por el mismo efecto de relajación muscular, el popper con frecuencia es utilizado para ejercer relaciones sexuales anales.

El consumo sistemático del 'popper' afecta al aparato circulatorio, al sistema nervioso y a los pulmones, e incluso puede ser causante de quemaduras en la mucosa nasal.

Los efectos secundarios de su consumo pueden ser dolor de cabeza, vértigo, debilidad general, dificultad para respirar y cianosis.

SIN REGULACIÓN

Los nitritos mencionados no se encuentran en la lista de psicotrópicos que establece la Ley General de Salud, lo que se traduce en la legalidad de la venta del producto 'popper'.

La Comisión Federal contra Riesgos Sanitarios, (Cofepris), que es la dependencia que se encarga de la vigilancia de la materia, no cuenta con elementos jurídicos para emprender acción legal respecto a este tema, debido a que en la actualidad no se cuenta con una clasificación específica para esta droga recreativa.

En el caso de las direcciones municipales, una fuente de la Dirección de Fiscalización y Verificación Normativa dijo al respecto que esta dependencia no regula la calidad de productos, sino solamente su comercialización y las condiciones en que se realiza la venta.

Afirmó además que hasta el momento no se han recibido reportes sobre la venta de 'popper' en León, por lo que de existir alguna denuncia, las acciones correspondientes se realizarían en conjunto con Salud Municipal o Protección Civil.

Existe un abuso en el consumo recreativo del 'popper', sin alertar de los riesgos a los que se expone el consumidor, pues en México no existe información por parte de las dependencias de salud, lo que de alguna manera convierte al 'popper' en un producto legal.

Sin embargo, el Departamento de Justicia de Estados Unidos, lo considera una sustancia peligrosa tanto por el modo de ingerirla como por los efectos que provoca en quien lo consume.

—"Dale, si lo consigues, puedes probarlo sin problemas. Está chido", dice Jorge, uno de los jóvenes consultado por MILENIO sobre el consumo del 'popper'.