Las necesidades son muchas y los recursos pocos

Los requerimientos de la Casa Paternal "Divina Providencia" son muchos y constantes, ya que la planta de niños continua incrementándose
Las instalaciones de esta casa antigua resultan insuficientes.
Las instalaciones de esta casa antigua resultan insuficientes. (Luis Carlos Valdés de León)

Torreón, Coahuila

La gran mayoría de los niños y niñas de este casa hogar, han sobresalido en sus estudios.

Sin embargo, cada vez resulta más complicado mantener este tipo de atención que ha dado estos resultados.

Las necesidades que presenta actualmente la Casa Paterna Divina Providencia del padre David Estala, son sobre todo de índole económico.

Regularmente les llegan insumos para la despensa, ropa de segunda; lo que les sirve lo utilizan y lo que no lo ponen en venta en el bazar.

"Pueden depositar en la cuenta bancaria o por medio del patronato. O en la Parroquia de la colonia Los Ángeles".

En tanto que el dinero les permite pagar los servicios como agua, luz, teléfono, gas, pagos de nómina, entre otros. 

"Pero necesitamos bienhechores que aporten dinero para ello; quienes estén interesados tienen que dirigirse directamente a la Casa Paterna Divina Providencia, en efectivo o en especie y se les da un recibo".

Las instalaciones de esta casa antigua les resultan insuficientes. "Requerimos una casa más grande donde se tengan campos para la práctica del deporte, jardines."

"Se requieren de espacios más grandes donde puedan convivir, correr, hacer deporte donde puedan descargar la energía contenida".

"La energía se refleja en violencia, agresividad, no es que sean niños malos, pero son niños que deben canalizar su energía, se requiere espacio", reflexionó.

De igual manera se requiere un centro de lavandería, una cocineta, un aire acondicionado para la capilla; también se necesitan aportaciones para el mantenimiento de las camionetas de transporte de los niños o incluso, vehículos nuevos para el traslado de los pequeños a las escuelas.

Aunque cuentan con alimentos que les permite contar con los tres alimentos diarios, se requieren donadores de frutas y verduras, pues no cuentan con los proveedores necesarios que les donen este tipo de alimentos:

"Todos los días se gasta mucho en comida, se necesita carne y casi nadie nos dona frutas y verdura".

Los requerimientos son muchos y constantes, ya que la planta de niños continua incrementándose.

"Considerando sobre todo que se quieran internar voluntariamente, para evitar que se escapen de la casa, ya que no cuentan con recursos para atender a niños especiales".

"Quienes deseen ingresar deben tener entre cuatro y nueve años de edad, ser huérfano de padre o de madre o de ambos, está en una situación de riesgo y ser de escasos recursos económicos y que esté sanos". 

En la casa hogar ellos pueden terminar su kínder, primaria, secundaria, sujetándose al reglamento del lugar, se les apoya hasta donde se puedan.

"Hay una niña que continuará allí y va a pasar a nivel preparatoria. Son nuestras primeras generaciones luego de cuatro años de atención, queremos que vayan avanzando y que salgan lo mejor preparados, ojalá que todos los que van saliendo continúen, pero se requieren que haya personas que apoyen con becas".

Para donaciones o informes, los interesados pueden comunicarse al 716-76-53 o en la propia Casa Paterna Divina Providencia, en Prolongación Presidente Carranza 2120 poniente en la colonia Miguel Hidalgo.