Mi madre dejó todo en orden: Mauricio Fernández

El ex alcalde de San Pedro indicó que su madre, doña Margarita Garza Sada, en todas sus facetas como hija, madre y abuela fue una persona extraordinaria.
Mauricio Fernández Garza y Gustavo Valdez Madero.
Mauricio Fernández Garza y Gustavo Valdez Madero. (Carlos Rangel)

San Pedro Garza García

Antes de su partida, doña Margarita Garza Sada de Fernández dejó sus bienes con un dueño y en orden.

Ella hizo su lista y a todas sus obras les puso nombre y apellido, manifestó su hijo, el ex alcalde de San Pedro, Mauricio Fernández Garza.

"Desde hace dos años dejó absolutamente todo finiquitado a detalle, no te puedo decir fuera de algunas sillas comunes y corrientes pero si hay algo antiguo en la casa todo tiene un destinatario.

"¿A quién le haya dejado sus cosas?, qué importa", comentó el político.

Al término de la misa de despedida de doña Márgara, el panista detalló que su madre no quería problemas entre sus hijos por sus bienes, por ello dejó todo arreglado y estructurado.

"Ya habrá oportunidad a futuro que todo esto se conozca, se abra y sepamos cuál fue su última voluntad", indicó a las afueras de la Iglesia Nuestra Señora de Guadalupe.

A decir de Mauricio Fernández, doña Margarita en todas sus facetas como hija, madre y abuela fue una persona extraordinaria.

"Tuve el privilegio de conocerla desde muy niño como hija de mis abuelos y fue una relación espectacular porque era la única hija de mi abuelo don Roberto Garza Sada y andaba ahí bien pegado.

"Ya al final de su vida como abuela con todos mis nietos, tuve una experiencia muy bonita y convivió muchísimo con ella", manifestó.

Doña Margarita murió en paz, refirió. Fue gracias a ella como la familia tuvo un trato con Rufino y con Toledo, con quien se tiene una relación importante.

Tuvo mucha actividad en muchos sectores, apuntó el ex edil, tanto el cultural, religioso, empresarial, filantropía, una persona que a sus 88 años hizo muchísimas cosas.

"Ella decía que no era nada más visionaria sino realizadora de muchas cosas. En la vida hizo montonales de iglesias, muchísimas obras, tanto culturales como el apoyo a la iglesia y también tuvo la capacidad de trabajar en su tiempo", dijo.

Estuvo como 15 años como consejera en Alfa, recordó Mauricio, llegó a tener relación con muchos presidentes con quienes convivió un sin número de ocasiones.

"Es un ejemplo, al final de cuentas estamos aquí de paso y no duramos tanto, se nos adelantó a los que estamos aquí presentes".

Entre los recuerdos que se quedarán con el ex alcalde, se encuentran el de una madre luchadora, una persona de integridad y espectacular, con gran capacidad de realizar muchas cosas.

Doña Margarita Garza Sada de Fernández falleció el pasado jueves a los 88 años de edad a consecuencia de una embolia, por la que había sido hospitalizada el pasado martes.

A mediodía del viernes, empresarios, políticos e integrantes de la comunidad de artistas se reunieron para dar el último adiós doña Márgara.