Dan la bienvenida a la Semana Santa

La Diócesis de Torreón organizó una procesión desde la Plaza Mayor hasta la Catedral del Carmen, para dar paso a la misa de Domingo de Ramos, a cargo del obispo José Guadalupe Galván Galindo.

Torreón, Coahuila

Con el tradicional Domingo de Ramos, la comunidad católica comenzó con las celebraciones de la Semana Santa. La Diócesis de Torreón organizó una procesión de la Plaza Mayor a la Catedral del Carmen por la mañana.

El obispo José Guadalupe Galván Galindo presidió la caminata y luego la misa en el templo religioso. En entrevista para la prensa, el líder espiritual resaltó que esta fecha sirve para entrar en comunión no únicamente con Dios, sino también con el prójimo.

Explicó que el ramo simboliza la llegada triunfal de Jesús de Nazaret a su pueblo y su alabanza como rey

"Es un momento de acercarnos a nuestros hermanos y la oración que hacemos es que el señor nos conceda vivir en un ambiente de paz y armonía. Nunca perder la esperanza, pues así como Jesús resucitó nosotros debemos buscar caminos nuevos en la vida", expresó.

Explicó que el ramo simboliza la llegada triunfal de Jesús de Nazaret a su pueblo y su alabanza como rey.

"Conmemoramos la entrada triunfal de Cristo a Jerusalén y cuando fue aclamado como rey. La liturgia de todo este día nos presenta dos momentos de Jesús: su triunfo a través de la humillación y la cruz, además prepararnos para su resurrección el próximo domingo", dijo.

Así también mencionó que conservar esa veneración sirve para recordar la comunión con esos personajes y sus valores.

"Al reconocer que es el señor lo tenemos en el centro de nuestra vida y familias, el decir viva Cristo Rey quiere decir que conocemos a Jesús, lo amamos y estamos dispuestos a seguirlo", declaró.

Galván Galindo exhortó a los torreonenses a acercarse a su parroquia más cercana y vivir las fiestas de Semana Santa, además resaltó que el viacrucis más emblemático tendrá lugar en el Cerro de las Noas.

Durante la procesión participaron alrededor de un centenar de feligreses y la misa que le siguió la Catedral del Carmen registró un lleno total

"En cada una de las parroquias hay horarios para las celebraciones, el momento central es el viernes hacia el Cristo de las Noas dando inicio a las once de la mañana", dijo.

Cabe destacar que durante la procesión participaron alrededor de un centenar de feligreses, pero en la misa que le siguió la Catedral del Carmen registró un lleno total e incluso hubo quienes quedaron en la entrada debido a la afluencia.

Asimismo, en las ceremonias religiosas que siguieron durante la mañana pudo apreciarse que cientos de fieles acudieron a bendecir sus ramos que adquirieron a las afueras de la parroquia. En ese sentido, vale mencionar que numerosos puestos quedaron establecidos en las cercanías del templo religioso y el precio de los ramos oscilaba entre los 10 y 30 pesos.