Suspenden limpieza en el río, pero refuerzan barreras

Ante el temor de una crecida, piden a los trabajadores retirarse del lugar; sin embargo, con maquinaria pesada refuerzan barreras marinas para impedir el paso del crudo.

Monterrey

Los trabajos de limpieza en el río San Juan por el derrame de petróleo fueron suspendidos durante la mañana del miércoles, debido a las precipitaciones que se registraron como parte del fenómeno meteorológico “Dolly”.

Las lluvias provocaron que el cauce del río creciera, siendo ésta la aparente razón por la que se les pidió a los trabajadores que se retiraran pasadas las 11:00.

Aunque personal de Pemex negó que los trabajos se hayan interrumpido, un habitante del ejido Soledad Herrera, en Cadereyta, indicó que las labores no se realizaron.

“Efectivamente, el día de hoy no trabajaron, de hecho tenían cerrado desde arriba y yo me tuve que pasar por el lado de San Juan, pero no estuvieron trabajando. Me regresé por aquí y no estaban trabajando, eran como las tres, cuatro de la tarde y yo pasé por aquí como a las doce y ya no había nadie trabajando”, reveló.

El hombre explicó que los empleados temporales tienen zonas destinadas para trabajar en la limpieza del río en un turno de siete de la mañana a seis de la tarde.

“Pienso yo que lo suspendieron por miedo a que pasara agua, un poco más subido el nivel. Tuvieron miedo de empezar la limpieza, por riesgo de ellos”.

Una de las zonas más afectadas por las últimas lluvias fue el ejido Soledad Herrera. Tras la evacuación de trabajadores, Petróleos Mexicanos ordenó el cierre del vado que conecta a las comunidades de Tepehuaje y Pueblo Nuevo, dejando a casi 100 familias incomunicadas.

Ante la falta de vigilancia y la ausencia de personal de Pemex, algunas personas se arriesgaron a cruzar el río para regresar a sus viviendas. Algunas lo hicieron en bicicleta o cuatrimoto.

“De hecho, tiene uno que irse por una brecha que dura como una hora para llegar a Soledad Herrera, o te tienes que pasar, quitarte los tenis, los zapatos y pasar descalzo”.

En el lugar se encuentran las barreras marinas para contener el derrame de crudo, las cuales fueron reforzadas.

Por la noche, Petróleos Mexicanos envió un comunicado en donde aseguró tomar las medidas preventivas en el río San Juan.

En el escrito se explica que ante la posibilidad de más lluvias, se reforzaron las barreras marinas y se instalaron más cordones oleofílicos en los puntos de la acequia, donde todavía se trabaja en el retiro de crudo.

Por último, Pemex descartó que los trabajos se hayan detenido.