Intereses y edad, punto clave de la separación

Rolando Muñoz duró 15 años de casado y comentó que el divorcio llegó cuando no existia el amor y ya no tenían intereses en común.
Rolando Muñoz compartió que la falta de intereses y la edad fueron puntos claves para su divorcio.
Rolando Muñoz compartió que la falta de intereses y la edad fueron puntos claves para su divorcio. (Milenio Digital)

Torreón, Coahuila

Rolando Muñoz tiene 50 años. Luego de vivir 15 años casado con su ex mujer y de criar a tres hijos. Comparte que vivía en la Ciudad de México, todo el día se la pasaba en el trabajo y por las distancias, prácticamente solo llegaba a dormir a su casa.

El fin de semana estudiaba una carrera y una maestría, por lo que tampoco había convivencia familiar.

Los intereses se fueron separando, ella estudiaba la carrera, mientras él estaba en otra etapa, ahora entiende que los intereses y la diferencia en la edad fue punto clave en su separación.

Llegó el momento de afrontar la nula convivencia y de proponer una separación para ver el problema desde otra óptica. Al momento de la separación sus hijos tenían 12, 10 y 8 años, nunca se abordó el tema con sus hijos hasta que se divorcian, los niños sabían que la convivencia era mejor con sus padres por separado.

"El amor se acabó cuando ya no teníamos objetivos en común, cuando mi pareja pasó a ser la madre de mis hijos, no nos enamorábamos mutuamente día a día".

Después del divorcio, se da cuenta que su exmujer tenía otra pareja, de mucho tiempo atrás, lo que abonó a una depresión por perder el concepto de familia que idealizó, acompañado con sus hijos.

Su duelo se prolongó por varios años, hasta que encontró estos grupos de pastoral que lograron abrirle los ojos y quererse de nuevo.