Más de 3 mil personas en la celebración del Divino Niño

Consistió en la repartición de la tradicional reliquia lagunera, una misa, así como presentaciones de grupos de danza y musicales.

Torreón, Coahuila

Más de 3 mil personas acudieron a la novena celebración en honor al Divino Niño Jesús, la cual consistió en la repartición de reliquia, una misa, así como presentaciones dancísticas y musicales.

A las once de la mañana del sábado, cientos de laguneros de todas las edades comenzaron arribar al Salón del Club de Leones, los primeros en engalanar la celebración fueron los integrantes del Grupo de Danza Guadalupanos de la Rosita, le siguió el Mariachi 'Gala de oro' y luego vino la investidura de la figura del Divino Niño Jesús.

Posteriormente, el padre Aurelio González, rector del Seminario de Torreón, ofició una misa donde habló de la vida y obra del Niño Jesús. Luego vino la repartición de la reliquia.

Eduardo Palacios Sánchez, promotor de la celebración y médico especialista en un par de hospitales laguneros, explicó que muchos de los asistentes son personas que sufrieron o son atendidas de algún tipo de cáncer.

"La medicina también se basa mucho en la esperanza", admitió Eduardo Palacios Sánchez.

"Es una forma de agradecerle a él que nos ama, nos da todo y nos ayuda día a día. No hay mejor manera de festejarlo que con una fiesta y la mayoría de las personas que vienen son pacientes que me ha tocado atender de cáncer", dijo Palacios Sánchez.

Resaltó que muchos de sus pacientes se encomendaron a él y han salido adelante, de ahí el aprecio que muchos externaron al formar parte de la celebración."La medicina también se basa mucho en la esperanza", admitió.

Al respecto, Zulma Gallegos Hernández, una de las asistentes y quien aún está en tratamiento por sufrir cáncer de mama, aseveró que encomendarse significa mucho al momento de afrontar momentos difíciles.

"Estoy muy agradecida con el Divino Niño porque me ha hecho el milagro. Es muy duro padecer esta enfermedad, pero lo importante es no deprimirse porque el estado de ánimo influye mucho", afirmó.

La actividad también aglutinó a católicos de diversas ocupaciones. Según algunos voluntarios que organizaron la celebración, algo que la distingue es que ha ganado mucha popularidad entre los vecinos del sector e incluso tienen un sitio especial. Algunos trabajadores de supermercados y tiendas de ropa acudieron para degustar los alimentos y aprovechar para agradecerle al Divino Niño.

Esta celebración guarda la tradición de que quien sea gustoso regale un juguete, el cual será donado en navidad a los niños de las colonias marginadas, además de una rifa de figuras alusivas al santo. Los infantes que asistieron también pudieron disfrutar un espectáculo cómico antes de finalizar la celebración.