Medio Ambiente aprueba al bar de la Jiménez

Susana Estens, directora de la dependencia en Torreón, dijo que los inspectores ya dieron el visto bueno al establecimiento que ha despertado molestias entre vecinos del centro de la ciudad.
Los empresarios que participan en este proyecto aseguran que el lugar no contará con música en vivo.
Los empresarios que participan en este proyecto aseguran que el lugar no contará con música en vivo. (Haide Ambriz Padilla)

Torreón, Coahuila

Susana Estens, directora de Medio Ambiente dijo que respecto al nuevo comercio que ha despertado molestias entre los vecinos de la calle Jiménez, en el centro de la ciudad, se trata de una licencia de funcionamiento de restaurante-bar que se llama Salvajes Crew, los inspectores de esta dependencia dieron el visto bueno a los requisitos ambientales para establecer el negocio.

“Es un comercio que tiene permitido el uso de suelo, sin embargo aún cuando tenga permitido el uso de suelo, se le da la licencia de manera condicionada. Los empresarios explican que este negocio tendrá una modalidad multiusos, donde se tendrán varias actividades”.

La funcionaria advierte que se les entrega el dictamen positivo por parte de la Dirección de Medio Ambiente condicionado a que los emprendedores cuenten con un contrato de manejo de residuos, contar con trampa atrapagrasa y cumplir con la NOM081SEMARNAT1994, que establece los límites de decibeles de ruido.

“Es el departamento de Inspección y Verificación los encargados de avalar que los restaurantes-bares, o lugares donde haya música en vivo no sobrepasen los niveles de ruido establecidos por la norma oficial”.


Son 68 decibeles permitidos de las 6 de la mañana a las 10 de la noche y de 65 decibeles de las 10 de la noche a las 6 de la mañana, para darle cumplimiento a esta norma deberá contar con las instalaciones adecuadas para amortiguar el ruido, entre las que destacan techar el local, instalar muros o aplicar otras medidas para control de ruido. 

“Se le prohíbe la música en vivo, toda vez que colinda con casas habitación lo que podría causar la molestia de los vecinos aledaños”.

Los empresarios que participan en este proyecto aseguran que el lugar no contará con música en vivo, si ambiental y tendrán mucha consideración con las posibles molestias que causen a los habitantes de dicho sector.

Este establecimiento como muchos otros deberá contar con los demás permisos que otorgan los distintos departamentos implicados en la expedición de una licencia de funcionamiento.

La funcionaria aclaró que la Dirección de Medio Ambiente no puede recomendar proveedores o materiales aislantes, los empresarios tendrán que cumplir con esta norma.

“Es el departamento de Inspección y Verificación los encargados de avalar que los restaurantes-bares, o lugares donde haya música en vivo no sobrepasen los niveles de ruido establecidos por la norma oficial”.

"Es muy sencillo saber si un lugar está sobrepasando los niveles permitidos, si estás parado junto a otra persona y no se puede sostener una conversación normal, significa que el ruido está por encima de la norma".

"Sabemos que el sector Centro es un sector mixto donde hay comercios y viviendas, los empresarios deben aprender a convivir de manera armónica con los habitantes que llevan años en el sector", concluyó.