Comensales sobre las banquetas corren peligro

Rafael Saavedra Urbina, presidente del Consejo de Vialidad de Torreón, aseguró que muchas veces, las mesas de servicio no están ni a medio metro del pavimento, por lo que es un riesgo latente.
Los límites de velocidad son bajos, pero los automovilistas no los respetan.
Los límites de velocidad son bajos, pero los automovilistas no los respetan. (Facebook: Distrito Colón)

Torreón, Coahuila

La velocidad máxima permitida en la calzada Colón es de 50 kilómetros, aunque muchos automovilistas rebasan el límite permitido.

Por este motivo, de acuerdo al presidente del Consejo de Vialidad de Torreón, Rafael Saavedra Urbina, es latente el riesgo que corren los comensales que acuden a los restaurantes que extienden sus operaciones a las banquetas.

Aunque no se tiene un número estimado del número de vehículos que transitan por esta arteria en particular, quien encabeza esta agrupación destacó el riesgo que corren los compradores y comensales que ocupan las banquetas.

Sobre todo en aquellas arterias viales de mayor circulación, como lo es la calzada Colón y otras ubicadas en el Distrito del mismo nombre.

"Hay muchos riesgos, sobre todo porque la Colón es una vía rápida de tres sentidos y por otro lado, por lo menos deberían de tener algún tipo de barrera de seguridad, como postes o cercas desmontables, para que no pongan en riesgo a sus comensales y al mismo tiempo no se afecte la movilidad peatonal", expuso.

Indicó que si se pusieron ese tipo de medidas, debieron basarse en estudios concienzudo, porque de una u otra forma se afectará a los usuarios de las banquetas que caminan por el sector.

En cuanto a las lagunas que hay en las disposiciones, dijo que por medio del reglamento no está permitido el que se utilicen los espacios de esta manera, pero se han estado usando en base a permisos especiales.

"Pero va a pasar lo mismo que cuando se consensuó el consumo de bebidas alcohólicas en unidades móviles por cuestiones turísticas, pero el reglamento no lo permite".

"De igual manera no está permitido el utilizar las banquetas como áreas de servicio, sino que se otorgó en base a un permiso especial a esos comerciantes a quienes se les permite estimular".

"De ahí el que sea necesario que los comerciantes instalen ciertas protecciones para los comensales que se acomodan en las mesas que se colocan en las banquetas, que en algunos casos ni siquiera están separadas medio metro de la carpeta asfáltica".