Disminuyen quejas ante Profeco en más del 50%

Las más recurrentes fueron contra una mueblería y compañías de telefonía celular; el año pasado contabilizaron 160, en 2013 solo 70.
Módulo de Profeco recibe menos denuncias en el año a punto de concluir.
Módulo de Profeco recibe menos denuncias en el año a punto de concluir. (Especial)

Cd. Valles

Comparado con el 2012, este año hubo menos quejas recibidas en la oficina de la Procuraduría Federal del Consumidor en Ciudad Valles pues de acuerdo a titulares, se contabilizaron 70, mientras que el año pasado fueron alrededor de 160.

Los más señalados siguen siendo las compañías de telefonía celular y particularmente la mueblería “Ingenia”, que registró varias denuncias por diversos motivos y cuya sucursal fue clausurada. 

José Luis Ruiz Contreras, delegado estatal de esta instancia explicó que en este caso, la tienda mueblera recibió 20 quejas principalmente porque no entregaba los productos a los clientes, aunque refirió que a algunos se les devolvió su dinero o los muebles que habían adquirido.

Con las telefónicas las quejas recurrentes fueron por mal servicio o recepción de señal o de internet, así como por cobros excesivos y no justificados en el caso de los que tenían aparatos a través de un plan. 

También se cuentan las denuncias contra algunas tiendas de autoservicio por no hacer válidas las garantías de algunos productos y contra algunas gasolineras por mal llenado de combustible.Hubo quienes llegaron con denuncias contra comercios, casas de empeño, prestamistas, casas financieras o instituciones bancarias pero en algunos casos se les conminó a presentarlas ante la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef).

La oficina ubicada en el edificio que se encuentra frente a la Cruz Roja en la zona centro, brinda atención a habitantes de los 20 municipios de la Huasteca pero en esta temporada permanecerá cerrada, abriendo hasta el 7 de enero, sin embargo la responsable de oficina, Denisse Ortega Zapata refirió que generalmente los consumidores se quejan días después de los festejos decembrinos.