"Gracias a la oración baja percepción de inseguridad"

El arzobispo de Durango asegura que hace plegarias para que Dios aleje los malos espíritus y las influencias demoniacas.
El arzobispo de Durango aseguró que gracias a la oración, la percepción de inseguridad ha bajado.
El arzobispo de Durango aseguró que gracias a la oración, la percepción de inseguridad ha bajado. (Silvia Ayala)

Durango, Durango

La percepción de inseguridad ha disminuido gracias al poder de la oración, asegura el arzobispo de Durango, Héctor González Martínez, quien además reconoce que los cambios generados al interior de la iglesia, aumentando tiempos de preparación para celebraciones religiosas, no deben ser pretexto para cambiar de religión.

Héctor González Martínez señaló que en comparación a años anteriores, la seguridad en Durango ha mejorado.

"Pienso que mi humilde oración algo ha alcanzado del Altísimo"

"Yo estoy haciendo rogativas para implorar que Dios aleje los malos espíritus, las influencias demoniacas. Mi acto penitencial es una larga letanía y oraciones relacionadas con las malas vibras. Pienso que mi humilde oración algo ha alcanzado del Altísimo, porque yo sí pienso que ha disminuido la violencia y muertes trágicas sobre todo por narcotráfico", aseguró.

De igual manera, el jefe de la Iglesia Católica en el estado, recordó que la gente está acostumbrada a hacer un camino fácil y cómodo, pero que no ha producido efectos positivos en cuanto a la convicción cristiana y al compromiso que significa, por eso es que se realizaron cambios buscando un cristianismo de "cepa".

Sobre si estas modificaciones permitirán a otras religiones convencer a más católicos de cambiar su religión, Héctor González apuntó: "pues que se vayan, los protestantes recogen lo que no sirve. Los hermanos separados hacen algunos actos mejor que nosotros, por ejemplo, en nuestra iglesia si (quieren) no dan el diezmo, con los otros se los 'atoran' cada ocho días, no cada año. Aquí no producen nada, ni vida cristiana edificada ni lana, pues que se vayan".