Disminuye 11% la incidencia delictiva

Cerró el año con 81 mil 428 reportes de crímenes; el estado con más denuncias fue el Estado de México con 270 mil, seguido del DF con 176 mil
Lugar donde tenían secuestrado a un médico de Tehuacán.
Lugar donde tenían secuestrado a un médico de Tehuacán. (Foto: Apolonia Amayo)

Puebla

Puebla cerró el 2013 en quinto lugar con más delitos del fuero común con un total de 81 mil 428, solo superado por el Estado de México con 270 mil 185, Distrito Federal 176 mil 816, Baja California 104 mil 29 y Jalisco 101 mil 936, informó el secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP).
En la publicación de sus estadísticas actualizadas, el SESNSP señaló que la incidencia delictiva del fuero común disminuyó en 11.15 por ciento en 2013 en comparación con el 2012 en Puebla. Eso se vio reflejado en 10 mil 223 hechos delictivos menos denunciados ante la Procuraduría General de Justicia (PGJ).
En el desglose reportó que los dos delitos que presentaron un aumento en su incidencia entre un año y otro fueron los secuestros en un 13.79 por ciento, al denunciarse 29 casos en el 2012 y 33 en el 2013; y los robos con violencia en 1.2 por ciento, de 13 mil 461 hechos denunciados a 13 mil 629.
El SESNSP dio a conocer que en el 2012 fueron denunciados ante la PGJ un total de 91 mil 651 delitos en sus diferentes modalidades en el 2012, lo que equivale a un promedio de 251 diarios. En comparación con los 81 mil 428 contabilizados en el 2013, es decir cerca de 223 todos los días.
Los robos en general (incluye con y sin violencia) a transeúntes, a casa habitación, a negocios, a bancos, de automóviles, en carreteras, bajaron 3.3 por ciento, al pasar de 39 mil 977 a 38 mil 656 de un año a otro.
En ese delito, los robos sin violencia presentaron una disminución de 5.61 por ciento.
En los robos con violencia, en los que hubo uso de armas de fuego o punzocortantes en los que los delincuentes agredieron a sus víctimas, fueron 13 mil 461 en el 2012 en comparación con los 13 mil 629 de 2013.
Los homicidios bajaron 25.4 por ciento en Puebla; mientras las violaciones sexuales redujeron 38.4 por ciento, al pasar de 730 a 449 los casos en la entidad.