Disidentes rechazan mesa de diálogo en Gobernación

Anuncian que volverán la próxima semana, siempre y cuando estén presentes funcionarios de la SEP, del INEE y del Servicio Profesional Docente; exigen la cancelación de la evaluación.

México

Luego de desquiciar  por seis horas el primer cuadro de la Ciudad de México y tras un breve mitin en el que expresaron su rechazo a una mesa de diálogo con autoridades federales, los maestros de la CNTE se retiraron de la avenida Juárez, hasta donde llegaron luego de salir de una reunión de más de tres horas con funcionarios de la Secretaría de Gobernación.

Los dirigentes de la CNTE demandan que para sentarse en la mesa deberán estar presentes autoridades de las Secretarías de Gobernación, Educación Pública, del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación y del Servicio Profesional Docente, para determinar la suspensión de la evaluación docente.

Juan José Ortega, líder de la sección 18, dijo ante los profesores que se debe suspender el calendario de evaluaciones, porque atenta contra los maestros y, como consecuencia, no habrá estabilidad laboral, nadie tiene una plaza base con la evaluación, aseguró.

Fue alrededor de las 16:00 horas que unos cinco mil maestros, según cifra del gobierno capitalino, poco a poco abandonaron la avenida Juárez, luego del mitin que estuvo custodiado por cientos de granaderos de la SSPDF, quienes les impidieron continuar hacia el Zócalo capitalino, donde se realiza la Feria de las Culturas Amigas.

Los docentes, provenientes  de Veracruz, Oaxaca, Morelos, Michoacán, Estado de México, Guerrero, Distrito Federal, Puebla e Hidalgo conmemoraron el Día del Maestro con la marcha, cuyo objetivo era discutir la suspensión de la evaluación docente en la Secretaría de Gobernación.

Alrededor de las 11:30 de la mañana, el contingente encabezado por líderes de la CNTE de todas las secciones del país, entre ellos Rubén Núñez, de la 22 de Oaxaca, y Ortega, de la 18 de Michoacán, arribó a Gobernación donde una comisión de 24 personas entró para dialogar con el jefe de la Unidad de Enlace federal, Alejandro Osuna.

Después de tres horas de diálogo, la mesa fue abandonada por no dar respuesta a su planteamiento principal y los activistas anunciaron que volverán la próxima semana, siempre y cuando estén presentes funcionarios de la Secretaría de Educación Pública, del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educativa y del Servicio Profesional Docente, y que  únicamente se determine la suspensión de la evaluación docente.

“No estamos contra la evaluación, nosotros somos profesionales, pero no aceptamos la evaluación punitiva, tenemos un proyecto  pedagógico que se está construyendo y sobre ese trabajamos; por eso hoy que no se nos dio una respuesta concreta nos retiramos, esperamos que la próxima semana abordemos exclusivamente este tema”, dijo Núñez.

Después de la negativa, el contingente decidió avanzar para llegar al Zócalo, pero en avenida Juárez, a la altura del Palacio de Bellas Artes, ya los esperaban cientos de granaderos para impedirles el paso, lo que provocó la molestia de los profesores y por los altavoces del camión azuzaron a sus colegas para avanzar sobre los policías, pero nadie se atrevió a hacerlo.

De hecho, el chofer del autobús que es usado en cada una de las marchas de la CNTE, amagó en varias ocasiones con proyectarlo hacia los granaderos, pero a pocos centímetros se detuvo y retrocedió, en ningún momento hubo un enfrentamiento.

En presencia de los granaderos, los maestros improvisaron un mitin en el que amenazaron con reforzar el plantón del Monumento a la Revolución y el centro de la ciudad de Oaxaca; después de 40 minutos, a las cuatro de la tarde, se disolvieron.

Personal de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal que acompañó al contingente no reportó ningún incidente.

:CLAVES

REALIZAN PINTAS

Los maestros se dieron cita en el metro San Cosme, donde se ubica la antigua Normal Superior y, posteriormente, marcharon por Ribera de San Cosme hasta Insurgentes, después tomaron hacia el paseo de la Reforma, dieron vuelta en Morelos y entraron a Gobernación por la calle Manuel González.

En la retaguardia del contingente jóvenes encapuchados y vestidos de negro realizaron pintas en las estaciones del Metrobus Tabacalera y Reforma, así como en negocios, estaciones de Ecobici y anuncios publicitarios.

Las exigencias que se leían en las pintas eran: resolución a los casos Tlatlaya, Apatzingán  y Ayotzinapa, a no votar en las próximas elecciones y emplazar a huelga nacional.



[Dé clic sobre la imagen para ampliar]