“Usar tacones es mi identidad pero tiene una razón social”

Dejando a un lado las expectativas personales que se tienen hacia sí mismo, Alfonso Murillo busca demostrar que las etiquetas no existen y la palabra "lucha" está fuera de su vocabulario.
Alonso Murillo, rompiendo paradigmas.
Alonso Murillo, rompiendo paradigmas. (Miguel Ángel González Jiménez)

Torreón, Coahuila

Heterosexual, homosexual, transexual, lesbianas, gay o bisexual, para Alfonso Murillo, trascender en la vida no es cuestión de género o preferencia sexual.

Las etiquetas no existen y la palabra "lucha" está fuera de su vocabulario por la connotación de violencia que implica, pero reconoce que el atreverse a vestirse con prendas y accesorios propios de las mujeres, le ha implicado despojarse de múltiples ideas que cuelgan en la personalidad arraigadas en el ser humano.

"El caso de los camiones exclusivos de mujeres en el Distrito Federal, se me hace un intento fallido de darle su lugar a la mujer, cuando en realidad lo que hacen es segmentarla".

Rompiendo paradigmas y dejando a un lado las expectativas personales que se tienen sobre y hacia sí mismo, el joven de 25 años, egresado de la Universidad Iberoamericana en la Ciudad de México, de la licenciatura en Diseño Textil y Moda, impartió la conferencia “Eres como quieres".

Relacionando la creatividad, con la libertad de expresión, de ser tú mismo, de cuestionar los roles, cuestionar lo que sucede en la sociedad y empezar a proponer cosas nuevas y proponer una identidad nueva que realmente te satisfaga, sin tener una presión social de hacer algo porque alguien te lo dice.

"Utilizo mi cuerpo como un vehículo para trasmitir ideas en campañas de responsabilidad social, el usar tacones, barba con chongo, sí es mi identidad pero tiene una razón social de crítica porque la intención es generar preguntas en el espectador, sobre por qué soy así, qué diferencia tiene frente a otros".

¿Se corre el riesgo de cruzar la línea entre la generación de crítica y el ego al querer llamar la atención?
Sí se corre el riesgo y es válido. Al final del día el objetivo es que la gente se entere de esto, de la crítica social. No lo hago con la intención de que sólo me vean por ego o fama, sino que me vean para que llegue un mensaje.

Me interesa si no cambiar al mundo, sí a las personas que me rodean y poder compartir con ellos algo que he experimentado.

Para ser como es, ha tenido que allegarse de accesorios, pero para dar este mensaje, ¿de qué se ha tenido que despojar?
Del miedo al ridículo, ya que normalmente cuando hacemos algo tantito diferente a los demás ya te sientes con la mirada encima y a alguien no le va a gustar lo que hiciste.

Me despojé de la presión de tener que ser alguien que te dijeron que tenías que ser y hacer lo que a mí me parece. Me he tenido que despojar de inseguridades. Muchas veces ni siquiera es el otro el que nos impide hacer las cosas, sino nosotros mismos.

¿Qué opina sobre conceptos de equidad de género y las voces de los grupos feministas?
Creo que deben de existir personas específicas que defiendan los derechos de un grupo aunque me he dado cuenta que algunos intentos de defender esta diferencia, es eso, generar mayor diferencia, como el caso de los camiones exclusivos de mujeres en el Distrito Federal, se me hace un intento fallido de darle su lugar a la mujer, cuando en realidad lo que hacen es segmentarla.

O los antros gays, sí es necesario que existan, pero los hombres gays sólo van a antros gays y se comienzan a hacer estos nichos en la comunidad.

"Me he tenido que despojar de inseguridades. Muchas veces ni siquiera es el otro el que nos impide hacer las cosas, sino nosotros mismos".

En lugar de que generen mayor convivencia en paz, son parches de la sociedad que muestra que se está poniendo atención pero en realidad no estamos resolviendo el problema base.

Creo que se tiene que promover la educación y meterle más dinero y cerebro a otras maneras de atenderlo, porque como se ha estado haciendo satisface una necesidad inmediata, pero no resuelven el problema real.