Diseña Protocolo de atención a mujeres en situación de violencia

La Procuraduría de la Defensa del Menor y la Familia invita a las mujeres a ejercer el derecho irrenunciable a exigir pensión alimenticia

Pachuca

La Procuraduría de la Defensa del Menor y la Familia del Sistema DIF Hidalgo trabaja en la integración de un protocolo con Perspectiva de Género que cuente con la certificación de un organismo internacional que dé seguimiento y respalde la asesoría que brinda la dependencia, anunció su titular, Laura Karina Ramírez Jiménez.

Como parte de la operación de este protocolo, se establece que las asesoras y asesores de esta Procuraduría, deben capacitarse en materia de Género, con la finalidad de contar con las herramientas necesarias, al momento de otorgar atención jurídica y psicológica a las personas que acuden a esta instancia del DIF estatal.

Dicha acción –ponderó- corresponde a los esfuerzos que realizan la presidenta del Patronato del DIF estatal, Lupita Romero de Olvera, y el gobierno del estado de Hidalgo en propiciar una sociedad más justa y equitativa, en la cual la participación de las mujeres, desde diferentes ámbitos y actividades, muestra de ella los resultados, que a un año, obtuvo Hidalgo al implementar la Convención Belém do Pará.

La procuradora indicó que los tipos de violencia psicológica, física y económica son las más comunes y suceden al interior del núcleo familiar. Del total de personas que acuden a la Procuraduría y las 16 Subprocuradurías existentes, el 70 por ciento son mujeres quienes, en su mayoría se atienden en el área jurídica, para resolver un problema relacionado con el incumplimiento de la pensión alimenticia para sus hijos, "esto se debe a que los esposos o las parejas, son omisos en esta obligación indispensable".

La funcionaria del DIF estatal, también destacó que las abogadas y abogados que colaboran en la dependencia, llevan a cabo este tipo de procedimiento de manera gratuita. Sin embargo, respecto a este derecho irrenunciable, algunas mujeres deciden no ejercerlo, pues muchas de ellas tienen la errónea idea de que es un trámite tardado, "e incluso si tienen la posibilidad de sacar adelante a sus hijos, así lo hacen".

"El Código Penal en la entidad, considera el incumplimiento de la obligación de asistencia familiar pensión como un delito, porque está comprometiendo la seguridad y la subsistencia diaria de las niñas y niños. En el ánimo de evadir esta responsabilidad y ponerse en una situación de insolvencia supuesta, algunos dejan de trabajar o cambian de nombre sus bienes, no obstante este tipo de acciones también conllevan sanciones".

"Es prioridad recordarles a las madres de familia que la obligación de la manutención y cuidados de los hijos debe ser compartida, y que por lo tanto, es necesario ejercer este derecho para responsabilizar a la otra parte", finalizó Ramírez Jiménez.