Discuten integrantes de la Diputación Permanente

El diputado independiente Luis David Ortiz a gritos exigió a la presidenta del Congreso, María Dolores Leal, que cancelara la reunión de este día argumentando que se trata de una ilegalidad.
La sesión tuvo que ser cancelada.
La sesión tuvo que ser cancelada. (Reynaldo Ochoa)

Monterrey

En medio de una trifulca y conato de bronca entre los diputados locales que conforman la Diputación Permanente, el Congreso del Estado tuvo que cancelar la sesión programada para este miércoles y posponerla hasta el próximo viernes 23 de enero.

El coordinador de la bancada independiente, Luis David Ortiz Salinas, confrontó verbalmente a la presidenta del Congreso, María Dolores Leal Cantú, por la presunta "ilegalidad" de la sesión de hoy, e incluso se encaró con el diputado local del PRI, Gustavo Caballero, a quien llamó "payaso", luego de que éste intercediera a favor de Leal Cantú.

La historia comenzó hace dos semanas cuando la presidenta del Congreso citó a sesión para este miércoles 21 de enero, causando la molestia de los diputados locales del PAN y del legislador independiente, Luis David Ortiz, pues por reglamento, las sesiones de la Diputación Permanente deben realizarse sólo los viernes.

En este sentido, los diputados del PAN, Francisco Treviño Cabello, Rebeca Clouthier, Celina del Carmen y Ortiz Salinas se presentaron a sesionar el pasado viernes 16 de enero, pero ante la ausencia de los legisladores del PRI y de la presidenta del Congreso firmaron un documento en el que exigían se les citara a la siguiente sesión de manera formal.

Esto no ocurrió, y este miércoles los diputados locales del PRI: Gustavo Caballero, Lorena Cano, Fernando Galindo y la diputada de Nueva Alianza, María Dolores Leal, se presentaron la mañana de este miércoles, y ante la ausencia de los legisladores del PAN intentaron llamar a otros diputados en sustitución, en una maniobra legal para completar el quórum.

En ese momento llegó el diputado Luis David Ortiz, quien a gritos intentó detener la sesión, acusando el hecho de una ilegalidad y exigiendo la cancelación de la reunión.

La discusión subió de tono cuando la presidenta del Congreso pidió a la Oficialía Mayor cerrar el audio del micrófono de Ortiz Salinas, y éste respondió arrebatando el micrófono que en ese momento usaba Leal Cantú.

De atrás de la mesa de media luna la hija de la presidenta del Congreso comenzó a gritar al legislador independiente "Que grosero" y Ortiz Salinas amenazó a la legisladora de Nueva Alianza con destituirla de la presidencia.

"No vamos sesionar, se va a suspender, y usted lo va a acordar, lo va a acordar o la vamos a quitar de presidenta, porque está violando reiteradamente la Constitución local y las leyes que de ella emanan...Voy a seguir hablando hasta que se callen y se vayan".

Gustavo Caballero trató de defender a Dolores Leal, pero en ese momento Ortiz Salinas lo acusó de "payaso" a lo que en respuesta el priista le pidió que se lo repitiera en su cara.

"A mí no me vas a faltar el respeto, dímelo en mi cara", le dijo: "Pues te lo digo en tu cara, allá afuera te lo digo, vámonos", respondió, y ambos legisladores comenzaron a caminar hacia afuera del salón del Pleno, pero el priista Gerardo García los separó e impidió que el conflicto llegara a mayores.

Luego de siete minutos de discusión llegaron al lugar los coordinadores de las bancadas del PRI y el PAN, Edgar Romo y Alfredo Rodríguez, quienes luego de una reunión en privado, anunciaron que la sesión se suspendió hasta el próximo viernes.