Director de Educación regresa sueldo o se va

PRI pide la destitución del funcionario, PAN respalda postura del alcalde y pide a director que defina sus intereses.

Guadalajara

Las opciones que tiene director de Educación en Guadalajara con respecto a los dos cargos públicos que ostenta y por los cuales cobró más de 500 pesos en el último trimestre de 2015, son dos según el alcalde Enrique Alfaro, “que regrese el dinero y resuelva esa situación, o deje el cargo” en el municipio, medida que para la fracción del Partido Revolucionario Institucional se quedó corta y piden la destitución inmediata del funcionario.

Baldemar Abril Enríquez fue nombrado Director de Educación en la Capital del Estado el pasado 01 de octubre de 2015, sin embargo no abandonó la plaza que ya tenía desde hace varios años en la Secretaría de Educación Jalisco como Jefe de Sector en Zapopan, y de esta forma recibió doble salario a cuenta de diferentes instancias gubernamentales (MILENIO JALISCO 14/01/16).

La situación está sujeta a revisión de la presidencia municipal, y sobre la misma, Enrique Alfaro aseguró que “no hay cabida” en su gobierno “para gente que esté cobrando en dos lugares”, por lo que el titular de educación está obligado a regresar el dinero que le fue depositado y arreglar la situación administrativa, pues de lo contrario “se tiene que ir”, de Guadalajara.

El funcionario calificó la situación como  "error de una computadora", pues sostuvo que completó de manera adecuada los trámites de licencia a su cargo y que sí ha recibido el pago en ese lapso de tiempo, es porque " en la Secretaría existe la orden de que se me siga pagando", algo con lo que dijo no estar de acuerdo “yo fui tres veces a la tesorería (de la SEJ) con la señorita Ema, que es la que paga a los jefes de sector, y yo les digo que ya no me depositen”.

Sobre la firma de seis contra recibos correspondientes a las quincenas comprendidas en el último trimestre del año, Baldemar Abril justificó el hecho con el argumento de que " si yo no firmaba no le pagarían a los compañeros del sector", pero aseguró no haber dispuesto del dinero que le fue depositado.

Abril Enríquez no solamente se dijo  dispuesto a regresar el dinero que la Secretaría de Educación Jalisco le depositó durante el último trimestre de 2015, además, mostró a MILENIO JALISCO un oficio dirigido a su jefe directo, Aristeo Anaya Arreola, en el que solicita “que se realice lo necesario para que cese el pago” de su nómina y “se realicen las acciones pertinentes para que quede en satisfacción los pagos de nómina que se hicieron” del 01 de octubre al 31 de diciembre.

Al respecto, la regidora del Partido Revolucionario Institucional, Ángeles Arredondo, que es presidenta de la comisión de educación, consideró que el caso demuestra falta de transparencia en el Gobierno Municipal y que se trata de un ejemplo de “te aseguro de muchos que puede haber en la administración”, por lo que se mantendrán al pendiente de lo que puedan “estar haciendo los funcionarios de Enrique Alfaro”, y el argumento de que cometió un error involuntario no es creíble para una persona de su experiencia, por lo que deberían “pedirle la renuncia para que se dedique a atender sus otras actividades”.

Por su parte, el coordinador de la fracción blanquiazul, Alfonso Petersen, dijo que “lo que es inaceptable es que cobre en dos partes”, y que el funcionario debe definir sus intereses, “en ese contexto la postura del alcalde es la correcta y si quiere continuar en Guadalara el funcionario debe regresar el dinero de la parte que no trabajo, que quiero pensar que fue en la Secretaría, y así reafirme su compromiso con Guadalajara”.

Sobre el motivo por el cual Baldemar Abril no solicita una licencia mayor a tres meses, el funcionario explicó que ha laborado dentro del sistema educativo por 43 años, y que estar en el ayuntamiento de Guadalajara no es una garantía laboral, “que tal que me canso de ellos o ellos de mí qué voy a hacer, además la ley me lo permite”, mencionó.