Diputado: Concesiones deben abrirse a concurso

Alfonso de León Perales señala que las concesiones del transporte público deben otorgarse por concurso, mediante un proceso transparente.
En la congeladora del Congreso, se encuentra una iniciativa para retirar concesiones al detectarse choferes drogados o tomados.
En la congeladora del Congreso, se encuentra una iniciativa para retirar concesiones al detectarse choferes drogados o tomados. (PRICILIANO JIMÉNEZ)

Tampico

Las concesiones del transporte público deben otorgarse por concurso, mediante un proceso transparente, señaló el diputado local Alfonso de León Perales.El legislador de Movimiento Ciudadano, consideró que de este modo se contribuiría a reducir la corrupción en el servicio.Entrevistado, se pronunció a favor de que sean empresas las que operen el transporte urbano de pasajeros,  como una opción para volverlo  competitivo.En ese contexto estima necesario abrirlo a concurso público, para que todas las empresas tengan oportunidad de participar y se haga bajo un procedimiento sujeto a la Ley de Transparencia y Acceso a la Información.Actualmente, de acuerdo con la Ley de Transporte del Estado, en su artículo 36, “para la realización de los servicios públicos de transporte de pasajeros y sitios, los interesados deberán contar con una concesión expedida por el Ejecutivo, previo cumplimiento de los requisitos y pago de los derechos”. Alfonso de León Perales, ha presentado ante el Congreso  tres iniciativas relacionadas con el transporte público y se ha adherido a una más, promovida por los representantes de todas las fuerzas políticas.

De las tres propuestas que ha llevado, solo una ha sido resuelta. Las otras dos permanecen en la congeladora. En la primera, con fecha 4 de diciembre del año pasado, obtuvo el respaldo del pleno para aprobar un punto de acuerdo a fin de exhortar al gobernador y al titular de la Seduma a implementar las medidas necesarias para garantizar la prestación del servicio de transporte, en las mejores condiciones de seguridad, comodidad, higiene y eficiencia. En su exposición de motivos, señaló que, salvo honrosas excepciones, los habitantes del estado no cuentan con un buen transporte público.

“Unidades chatarra circulan sin cumplir las condiciones necesarias para garantizar la integridad física de las personas, situación que se agudiza en la medida que dichas unidades no son debidamente supervisadas por autoridades competentes.  Aunque existen programas oficiales que buscan modernizar y eficientizar el servicio en sus distintas modalidades, al final del día, se posterga la solución definitiva a este problema social”, apuntó.El punto de acuerdo incluía pedir a las autoridades que informaran al Congreso sobre las medidas y plan de contingencia a seguir para lograr una adecuada prestación del servicio, lo que a la fecha, dijo el diputado, ha sido letra muerta.Su segunda iniciativa la propuso el pasado 29 de enero. En ésta, planteó reformas a la Ley del Transporte para que sea causa de revocación de concesiones el sorprender a un conductor prestando el servicio público bajo los influjos del alcohol o las drogas.

También contempló el retiro de la concesión cuando los operadores en esa condición provoquen algún accidente, dejando de representar la falta sólo una infracción pecuniaria. Con ello busca obligar a los concesionarios a “imponer un régimen disciplinario eficiente para controlar a sus empleados”, evitando que sean un peligro en las calles.En la propuesta que fue turnada a comisiones, Alfonso de León señaló que los concesionarios no implementan sistemas de control de su personal, pues no se ven afectados directamente por las acciones de sus trabajadores.Expresó que el Reglamento de Transporte, permite evadir la situación toxicológica en la que los trabajadores del volante se puedan encontrar y sólo están sujetos a sanciones pecuniarias y administrativas en caso de causar algún daño. Agregó: “La corrupción y la comisión de delitos han crecido de manera considerable en nuestro servicio de transporte público, los operadores de taxis últimamente se han visto con mayor frecuencia involucrados en todo tipo de actividades ilícitas”. La iniciativa sigue en espera de ser dictaminada.Su tercera iniciativa la presentó el 11 de abril y ahí propuso un punto de acuerdo para que el Congreso exhorte al gobernador y a los ayuntamientos de la zona conurbada, a establecer el sistema del Tren Ligero.

Pide la realización de estudios técnicos para instalar lo que  “sería un servicio de transporte eléctrico no contaminante, mediante trenes dobles acoplados con doble cabina de mando, con  capacidad máxima de 374 pasajeros por  unidad”.En su fase inicial, sugiere que cubra al menos una ruta, a partir de la Unidad Deportiva Altamira y hasta la playa Miramar, o en su defecto se trace una línea alternativa que recorra preferentemente los lugares de mayor afluencia en los tres municipios conurbados. También está pendiente de dictaminar.Lo que sí aprobó el Congreso, fue la iniciativa propuesta por todas las bancadas para exhortar a los ayuntamientos a que constituyeran la Comisión de Transporte, a fin de coadyuvar en la atención de todo lo inherente a este rubro en el ámbito de su competencia.