Esperan del Papa reflexión de condición social de México

Requiere Iglesia católica gran cantidad de personas que promuevan el respeto a los derechos humanos y a la institución familiar, señaló el padre Francisco Liñán Treviño, de la Diócesis de Saltillo.
Familiares de mineros de Pasta de Conchos viajaron a Ciudad Juárez en busca de una entrevista con el Papa.
Esperan del Papa reflexión de condición social de México. (AFP)

Saltillo, Coahuila

Las políticas públicas en materia social que se han venido implementando en el país, no atienden las necesidades reales de la ciudadanía, al contrario, han permitido profundizar aún más los flagelos de la sociedad.

En función de ello, sacerdotes de la Diócesis de Saltillo esperan la reflexión del Papa Francisco en su próxima visita a México.

"Cada parroquia tiene una prioridad de ir atendiendo esos vínculos tan grandes, pero también tenemos en proceso la consolidación de la pastoral laboral".

"El servicio social o el trabajo social que tiene que prestar el Estado para atender a los más pobres y vulnerables no se está haciendo bien, definitivamente, es un problema muy serio en todas las estructuras".

Lo anterior fue comentado por el padre Francisco Liñán Treviño, dirigente de la Pastoral Social de la Diócesis de Saltillo, quien se dijo esperanzado en que el Santo Padre aborde la problemática social que aqueja al país.

Por lo que hace a la Diócesis local, el trabajo que realizan en función de los flagelos de la sociedad está contenido en el plan orgánico que aborda sus variadas dimensiones para responder a los retos que plantea.

"Cada parroquia tiene una prioridad de ir atendiendo esos vínculos tan grandes, pero también tenemos en proceso la consolidación de la pastoral laboral, por otro lado, el centro de derechos humanos que está favoreciendo el que se atienda a quienes han sido dejados en sus derechos y la pastoral social en general va respondiendo", comentó.

Reconoció que el reto es grande, de ahí que la Iglesia católica requiera de una gran cantidad de personas que promuevan el respeto a los derechos humanos y a la institución familiar.