Diócesis de GP rechaza la adopción de parejas gay

El vicario general Julio Carrillo, llamó a los legisladores no excederse en las facilidades que se han otorgado a los homosexuales en aras del respeto a libertad sexual.
Antes de firmar nuevos acuerdos bilaterales de adopción con ciertos países, tendría en cuenta si estos han aprobado por ley el matrimonio homosexual.
La Diócesis de Gómez Palacio, llamó a la consciencia de los legisladores para no excederse en las facilidades que se han otorgado a los homosexuales en aras del respeto a libertad sexual. (Reuters)

Gómez Palacio, Durango

La Diócesis de Gómez Palacio, llamó a la consciencia de los legisladores para no excederse en las facilidades que se han otorgado a los homosexuales en aras del respeto a libertad sexual, ya que advirtió que esto pudiera degenerar en problemas mayores como sociedad, tal como pudiera ser ahora la pretendida adopción de niños por parte de estas parejas.

La Diócesis advirtió que esto pudiera degenerar en problemas mayores como sociedad.

El vicario general Julio Carrillo Gaucin, refirió que la iglesia si bien se declara respetuosa de las uniones entre personas del mismo sexo, rechaza tajantemente que dicha ley aprobada en Coahuila establezca el termino de matrimonio, pues matrimonio proviene de matriz y en este caso no aplica, sin embargo, sostuvo que la iglesia católica acepta dar el sacramento a los hijos que en su caso sean criados por estas parejas, sin que ello implique su aprobación de que se vean como familia.

Tajante, cuestionó la manera en que en Coahuila se ha venido otorgando ciertas "concesiones" a los homosexuales en argumento de respetar la libertad sexual, como fue primero con la aprobación de la ley del Pacto Civil de Solidaridad, que permitió compartir y heredar legalmente los bienes, pero ahora viene esto de la Ley de Matrimonio entre personas del mismo sexo, lo que se considera impropio en su término.

"La finalidad del matrimonio y va marcado desde un principio que es primero la procreación y obviamente entre un hombre y un hombre no hay procreación y entre una mujer y otra tampoco, por lo que el matrimonio es la complementariedad de sexos y la finalidad es el bien de los cónyuges, una comunidad de amor pro creativo y si no hay una procreación no hay matrimonio", expresó.

El vicario general Julio Carrillo dijo que la iglesia ve riesgos en cada una de las legislaciones aprobadas.

Dijo que la iglesia ve riesgos en cada una de las legislaciones aprobadas, pues como iglesia si bien no tienen nada en contra de los homosexuales y es un dictado de respeto que emite el Papa Francisco hacia ellos, consideran que el tema de la adopción si atenta directamente contra la familia.

Carrillo Gaucin agregó que en primer término un niño tiene derecho a un padre y a una madre, porque la complementariedad de papa y mama maduran a una persona, el padre que es quien imprime el carácter y la madre el sentimiento, por lo que si ahora salen a exigir la adopción de un niño, lo habrán de considerar como un acto de egoísmo de esa pareja debido a que no pueden ofrecer algo bueno.

En este sentido, llamó a los legisladores a que no den la espalda al pueblo, debido a que es evidente que muchas de esas leyes las hacen sin consultar a la mayoría y atienden más a un interés electorero, que de real interés social, pues indicó que están ahí para precisar el sentir de la sociedad y no de un segmento de ella.

"Vemos que estos asuntos que son minoritarios a veces los vemos como lo ven como un botín con tinte político y electorero y no es lo adecuado", finalizó.