Diócesis en contra de matrimonios gay

Ante la posibilidad de que se autorice por el Congreso del Estado, el padre Julio Carrillo manifestó que ese tipo de uniones va en contra de lo establecido por los cánones morales y religiosos.
Julio Carrillo Gaucín, administrador de la Diócesis de Gómez Palacio y Lerdo dijo estar en contra de los matrimonios igualitarios.
Julio Carrillo Gaucín, administrador de la Diócesis de Gómez Palacio y Lerdo dijo estar en contra de los matrimonios igualitarios. (Ana Ponce)

Lerdo, Durango

"Este tipo de uniones van en contra de lo establecido por los cánones morales y religiosos", mencionó el padre Julio Carrillo Gaucín, administrador de la Diócesis de Gómez Palacio y Lerdo.

"Este tipo de uniones no cumplen con el objetivo fundamental del matrimonio, la procreación, así como derivarían en la posibilidad de las adopciones homoparentales, que de acuerdo a los cánones morales y religiosos estaría en contra de ellos", comentó esto ante la posibilidad sobre que se autorice por el Congreso del Estado las uniones o matrimonios igualitarios.

"Como Iglesia somos respetuosos, pero no estamos de acuerdo con esta aprobación que ha derivado de la tendencia que tiene la Suprema Corte de Justicia de la Nación de legislar para las minorías, olvidando a la gran mayoría".

El administrador diocesano realizó una llamado a las autoridades para que profundicen ante esta propuesta y que no la tomen como una moda.

En este orden de ideas dijo que según los datos que se tienen al alcance de la Iglesia, la gran mayoría no acepta este tipo de uniones, dado que se contraponen contra los valores de familia.

Siendo cuestionado sobre si la búsqueda de la legalización es para poder lograr una protección social y jurídica para quienes conforman estas uniones, Carrillo Gaucín dijo en este sentido existe el principio que versa, "No todo lo legal es moral", posibilitando así que el siguiente paso sea la adopción de menores.

"Este punto es uno de los que más preocupa a la Iglesia, dado que cada pequeño tiene el derecho de tener un padre y una madre, no de los hombres o mujeres que toman esta decisión o camino de vida, por lo que se tendría que velar por los derechos de los pequeños", expresó.

El administrador diocesano realizó una llamado a las autoridades para que profundicen ante esta propuesta y que no la tomen como una moda, dado que es necesario analizar todas las repercusiones que esto podría ocasionar dentro del modelo tradicional de la familia.