Diciembre, con baja afluencia turística en el Real del Monte

Esperaban 10 mil por época navideña.

Real del Monte

En estas vacaciones decembrinas el turismo no llegó en abundancia a Real del Monte, de 10 mil personas que se esperaban, al momento solo se registra la mitad, según los centros de información turística que se ubican en la zona.

Pese a ello es domingo y quienes sí eligieron al Pueblo Mágico para disfrutar con sus familias estos últimos días del año no notan la diferencia, las calles angostas hacen ver que una multitud llena la plaza principal del sitio, la cual a medio día se enmarca con un cielo atiborrado de nubes y rayos de sol que calientan el ambiente.

Un vendedor de arándanos que con un grito ofrece sus productos, “Para las ensalada de año nuevo”, es quien da la bienvenida a los visitantes. A uno pasos más se ve a un par de payasos realizando malabares justo en frente de la iglesia del Real.  Al dar la vuelta a la mirada, la gente se encuentra con don Juan, un hombre que desde hace 10 años, según cuenta, toca diversas melodías con una trompeta vieja que cuida como tesoro entre sus manos gastadas por arar la tierra, pues dice es la que le da de comer.

Los turistas eligen, rodean el espectáculo que les gusta a cambio de unas monedas; parecen felices por la variedad.

Los pocos que no logran ser atraídos por estas actividades salen del  sitio para dirigirse a la taquilla del transporte turístico que recorre a su máxima capacidad todo el pueblo por 30 pesos. 

A los administradores de este atractivo les da gusto ver la fila a la afuera del expendio de boletos, pues luego de que de lunes a jueves únicamente recibieron a 50 pasajeros, hoy no se dan abasto.

En otro punto del poblado es una estatua viviente del Grinch la que hace sonreír con sus ocurrencias  a los mirones. Tal es la sensación que causa este sujeto de película que una pareja de adultos mayores se acercan a pedirle una fotografía; lo peculiar no es la acción sino que de su bolsillo sacan una cámara de rollo, al parecer de los años 90, poco conocida por el sujeto de apenas 14 años que se ofrece a tomar el retrato y que al poco tiempo se da por vencido porque no sabe ni como prender el aparato.

Duran poco las risas que causa este suceso, porque la compañía teatral del Centro Cultural de Real del Monte,  representada por un ángel de alas de hojas de maíz y un diablo pasan anunciando la función de la pastorela cómica “Un Metro pa´ Belen” que está por iniciar en el teatro de la región.