Conmemora CTM Día del Trabajo

Para el evento se cerró desde las 06:00 de este viernes la calle Zuazua, desde Padre Raymundo Jardón hasta Padre Mier.

Monterrey

A 129 años de los sacrificios de los mártires de Chicago y más de un siglo de los trabajadores caídos de Cananea y Río Blanco, este viernes el dirigente estatal de la CTM, Ismael Flores, encabezó la celebración del Día del Trabajo.

Para el evento se cerró desde las 06:00 de este viernes la calle Zuazua, desde Padre Raymundo Jardón hasta Padre Mier.

Mediante un evento realizado temprano en el Monumento al Obrero, en la zona de la Macroplaza, el líder gremial llevó como tema el ver las adicciones como enfermedad, y exigieron al Instituto Mexicano del Seguro Social y dependencias del sector salud que quienes hayan caído en este mal, sean reconocidos como víctimas de factores sociales y económicos, y de esta forma puedan recibir atención médica, tratamiento y rehabilitación.

En el acto fue leído un manifiesto donde la CTM refrenda su apoyo a las reformas impulsadas por el presidente Enrique Peña Nieto y señalan que están a la espera de que estas reformas se cristalicen en beneficio de la clase trabajadora.

"Urgen más estímulos fiscales y simplificación de trámites para agilizar los procesos de inversión y generar fuentes de trabajo a través de pequeñas y medianas empresas", citan mediante este escrito.

También hicieron exigencias más enérgicas contra los casos de robo, asalto y extorsión, y aunque reconocen que se ha actuado en contra de las bandas delictivas, el desmantelamiento de las mismas ha causado el surgimiento de células que aprovechan también para delinquir.

Al evento acudieron, además de Flores, las senadoras Cristina Díaz, Marcela Guerra; el secretario del Trabajo, Alejandro Torre Martínez, en representación del gobernador Rodrigo Medina, y los diputados María de la Luz Campos, José Maiz García, José Juan Guajardo; el presidente de la Junta Local de Conciliación y Arbitraje, el alcalde de Apodaca, Raymundo Flores, entre otros.

Alrededor de 10 mil trabajadores cetemistas acudieron al acto, donde dieron lectura al manifiesto de los trabajadores, además se montó una guardia de honor y se depositó una ofrenda floral en honor a los caídos en pro de mejorar la vida laboral y las condiciones del gremio.

Nuevamente este acto sustituyó al desaparecido desfile de 1 de Mayo que aunque era tradicional, se consideraba contrario al descanso que deben tener los trabajadores el Día del Trabajo.