Celebran a los niños de casas hogar con piñata disco

El Mago Leos, el show de Frozen, Pepa Pig, Batman muy ponchado y la Academia de Danza brindaron una tarde alegre a los menores en el antro Privé.
Celebran a los niños de casas hogar en un antro en Torreón.
Celebran a los niños de casas hogar en un antro en Torreón. (Manuel Guadarrama)

Torreón, Coahuila

Este año más de 400 niños fueron festejados por Fundación Gandhi, en la actividad "Laguna Sonríe".

El Mago Leos, el show de Frozen, Pepa Pig, Batman muy ponchado y la Academia de Danza brindaron una tarde alegre a los menores.

"Para el año que entra, esperamos que sean 700 niños a los que podamos festejar. También queremos aumentar la cuota de voluntarios".

Con bigotitos y nariz de gato, el joven Fernando Ariel Martínez Mendoza, por que los niños lo pintaron, comentó que esta actividad es básicamente una piñata y donde los propietarios de Privé prestaron la instalación para recibir a los niños.

En esta ocasión, se les dio pizza, pastel, jugos, refrescos, y se hizo una colecta de juguetes una semana antes, para involucrar a la sociedad lagunera y que aportaran un granito de arena.

"Hicimos una invitación extensa a casas hogares de Torreón y asociaciones que atienden a menores con capacidades diferentes".

Cabe destacar que el año anterior hubo controversia ya que se planteó que era una tarde disco, pero no.

Aunque el Privé es oscuro, las luces, y la música, daban un ambiente tipo. "De primero les pusimos música de Cri-Cri, pero nos pidieron algo para ponerse a bailar. Estuvieron vueltos locos los niños".

La convivencia que los 40 voluntarios junto con personal de casas hogar, algunos padres de familia, fue divertida y los juguetes y el bolo se repartieron al final de esta piñata tan peculiar.

Destacó Fernando Ariel Martínez que la actividad es apartidista y que en estas cuestiones, lo más importante es que los pequeños pasen un buen rato.

"Para el año que entra, esperamos que sean 700 niños a los que podamos festejar. También queremos aumentar la cuota de voluntarios, por que es difícil atender a tantos niños, repartir la comida, y estar al pendiente de ellos".

A fin de lograr la meta, se tendrá que hacer una suma de esfuerzos mayor. En 2015, fueron 300 los niños que fueron festejados en esta actividad.