Jóvenes y trabajadoras

Heidy Carmina Rivera Castillo y Martha Limones son madres solteras quienes a pesar de las dificultades, se dan el tiempo para seguir estudiando, motivadas para sacar adelante a sus hijos.

Torreón, Coahuila

Es enfermera, trabaja en una universidad en San Pedro de las Colonias, vive en Francisco I. Madero y es madre soltera desde que sus hijas estaban pequeñas.

Está terminando un curso especial en la Cruz Roja de Torreón y desea seguir en la escuela, si se puede, dice, quiero estudiar medicina.

Ella es Heidy Carmina Rivera Castillo, sencilla, cordial, simpática, de fácil sonrisa y es muy estimada por sus compañeros de trabajo en la Universidad Politécnica Región Laguna.

Sus nenas son su motivo para seguir superándose y para llegar a casa luego de trabajar, estudiar y cargar con las compras y sentir que todo ha valido la pena.

Su lema es “hay que echarle ganas a la vida”, la profesionista egresada de la escuela “Benito Juárez”, dice que “todas podemos superar los problemas que aparezcan en nuestro camino y que son pruebas para ver si podemos seguir adelante y ser útiles a los demás”.

Heidy deseó superarse desde que era una niña, cuando jugaba a ser enfermera, estudió en Francisco I. Madero y ahora trabaja en la Universidad Politécnica Región Laguna como enfermera, colabora en la promoción de carreras como parte de las actividades de vinculación y viaja a esta ciudad para seguir sus estudios en la Cruz Roja.

Es egresada de la secundaria Francisco I. Madero y de la preparatoria Cetis 24, se graduó como enfermera quirúrgica y terminó su curso en enfermería de urgencias médicas y está haciendo sus prácticas hospitalarias.

Sobre su trabajo Heidy Rivera considera que es la mejor oportunidad de sentirse útil, de ver que los muchachos de La Laguna se superan y van a la escuela con muchas ganas, pero también ve que hay otros grupos de jóvenes que ya no quieren estudiar y prefieren dejar la escuela.

Su hija Nora, de 18 años de edad, estudia enfermería en la misma escuela donde ella estuvo y la más pequeña, Betsabeth, de 11 años, estudia la escuela primaria, son su motivo para seguir superándose y para llegar a casa luego de trabajar, estudiar y cargar con las compras y sentir que todo ha valido la pena.

MARTHA LIMONES SACA ADELANTE A SUS 2 HIJOS

Martha Limones ha superado muchos obstáculos en su vida, desde el hecho de caminar 5 kilómetros diarios para ir a la escuela secundaria y luego otros 5 de regreso a su casa en el ejido La Conchita Roja, hasta ser parte del equipo de trabajo que inició labores en una maquiladora local.

Pero quizá su reto más importante sea el de sacar adelante a sus dos hijas luego de su experiencia fallida en el matrimonio.

En diciembre terminará sus estudios de ingeniería en Gestión de Proyectos en la Universidad Tecnológica de Torreón, colabora en el departamento de vinculación de la Universidad Politécnica Región Laguna.

Tiene dos hijas por quienes lucha día a día para que sea realidad la equidad de género, las oportunidades de estudio y trabajo a todos por igual y por ver que sus hijas salgan adelante en sus estudios.

"Muchas mujeres se divorcian por algunas de las muchas razones que existen y de inmediato van y se enganchan con otra relación donde no miden las consecuencias".

Cuando se divorció contó con el apoyo de sus vecinos para cuidar a sus hijas pequeñas. Hoy Judith Zapata Limones tiene 18 años y Cynthia Leticia Zapata Limones 13.

Martha Limones sigue estudiando, este mismo año terminará sus estudios en la Universidad Tecnológica de Torreón y ya planea continuar con una maestría en su especialidad de proyectos.

La estudiante universitaria afirma que “muchas mujeres se divorcian por algunas de las muchas razones que existen y de inmediato van y se enganchan con otra relación donde no miden las consecuencias, no piensan en qué tipo de persona es con quien están estableciendo otro compromiso, quizá lo hagan por soledad, depresión o no se alguna razón que de momento te parece imposible de superar, pero eso no está bien”.

Martha Limones indica que ha batallado mucho, pero ha salido adelante en todo momento.