Ve su sueño hecho realidad en sus hijos

Conchita es una mamá con siete hijos, quince nietos y 16 bisnietos. Cinco de sus hijos están dedicando su vida al magisterio, a la enseñanza en distintas escuelas de La Laguna.
Conchita es una mamá con siete hijos, quince nietos y 16 bisnietos.
Conchita es una mamá con siete hijos, quince nietos y 16 bisnietos. (Manuel Guadarrama)

Comarca Lagunera

Conchita es una mamá con siete hijos, quince nietos y 16 bisnietos. Cinco de sus hijos están dedicando su vida al magisterio, a la enseñanza en distintas escuelas de la región.

Su sueño desde niña fue haber podido estudiar y ejercer la carrera magisterial por el ideal que siempre ha tenido de enseñar y comunicarse con los niños. El destino la llevó hacia otros caminos, en donde ser ama de casa y madre de familia, le dio la posibilidad de ver en sus hijos el sueño que siempre quiso realizar: Enseñar.

Este 10 de Mayo, Conchita espera estar contenta con sus hijos, nietos y bisnietos, y la familia que los quiera acompañar.

Concepción Lara Morales, tiene hoy 77 años de edad. Conchita, como le llaman sus seres queridos, Lourdes, Alberto, Betty, Chuy, Carmen, son los hijos que han dedicado su vida a la educación, aún y que ninguno de sus padres se dedicó a dicha profesión.

Oriunda de Torreón, Conchita quiso ser maestra por su gusto de platicar con los niños y la convivencia con ellos: "Me gusta enseñar y lo poco que aprendí a lado de mi esposo siempre lo compartimos, él ya falleció, trabajó muchos años en Cementos Mexicanos".

Orgullosa de todos sus hijos, señala que el ser maestro es complicado, pero asegura que con la ayuda de su esposo, les fue más fácil a sus hijos el caminar por la carera magisterial:

“Él fue un personaje grande para nosotros, como papá, como marido, como abuelo. Y el siempre luchaba para que sus hijos fueran algo en la vida, que él se sintió y se sigue sintiendo allá en el cielo y para mí como mamá; cuando me decían que querían ser maestros, yo los animaba a hacerlo, estudiaban y trabajaban al mismo tiempo, ha sido un orgullo tenerlos. Me siento muy orgullosa de mis quince nietos. Somos una familia muy grande”, reconoció.