Gran variedad de aromas y colores invade los panteones

Un elemento clave del Día de Muertos son las flores, por lo que cientos de vendedores abarrotan las entradas de los cementerios y ofrecen su producto a quienes visitan a sus difuntos.
La flor de muertos por excelencia es el cempasúchil, su nombre viene del náhuatl 'cempohualxochitl', que significa "20 flores".
La flor de muertos por excelencia es el cempasúchil, su nombre viene del náhuatl 'cempohualxochitl', que significa "20 flores". (Haide Ambriz Padilla)

Torreón, Coahuila

Uno de los elementos que caracterizan y dan colorido a la celebración del Día de Muertos en México, son las flores, por ejemplo el cempasúchil, mano de león, gladiolas, nube y palmas.

Sus pétalos y colores son especialmente distintivos del culto a los muertos en el país. La flor de muertos por excelencia es el cempasúchil, su nombre viene del náhuatl 'cempohualxochitl', que podría traducirse como "20 flores" o "de los 400 pétalos".

El color amarillo que presenta evoca al sol, que en la tradición azteca, se dice que guiaba las almas de los difuntos. Así, los pétalos de esta flor solían usarse para formar un camino desde la puerta de la casa hasta el altar de muertos, para que los espíritus de los seres queridos lo pudieran encontrar.

Ya en el altar, los pétalos también se distribuyen y la combinación de los pétalos amarillos y naranjas, realizan una decoración característica de estas fechas.

Angélica Pérez, quien tiene su puesto de ramos de flores y arreglos, comparte que los precios van desde 50 hasta 150 pesos.

Los conocedores en herbolaria utilizan el cempasúchil de forma medicinal, para aliviar cólicos y combatir parásitos intestinales. Además puede emplearse también como abono orgánico que combate las plagas de otros cultivos, especialmente la que ataca al tomate.

Patricia Gallegos, vendedora de flores afuera de uno de los panteones más concurridos en Torreón, Jardines del Tiempo, manifiesta que están vendiendo flores desde el día 30 de octubre para las personas que visitan a sus familiares difuntos.

"Son flores que se siembran en Villa Juárez, son frescas del día, el ramo de cempasúchil lo doy a 25 pesos, al igual que el ramo de mano de león. Son pocas las flores que tenemos, porque se marchitan muy fácil una vez cortadas, para evitar pérdidas traemos lo que venderemos en el día".


Por su parte, Angélica Pérez, quien tiene su puesto de ramos de flores y arreglos, comparte que los precios van desde 50 hasta 150 pesos, advierte que la venta ha sido poca en comparación con años anteriores.

Liliana Ramírez reconoce que la venta ha estado floja a comparación con otros años, la situación está muy difícil, para este dos de noviembre no surtió mercancía, ya que aún espera sacar la del día del padre.

"Nosotros tenemos la alternativa para las personas que nos les gusta la tradicional flor de Día de Muertos que es el cempasúchil y la mano de león, se cuenta con adornos que llevan claveles, rosas, ave del paraíso, follaje, lily, pompones y nube".

Cony Velázquez señala que las ventas no han sido tan buenas como en otros años, las flores tradicionales son las más buscadas por los laguneros, sin embargo advierte que la gladiola es una de las más pedidas, la docena se encuentra de 70 a 100 pesos.

Liliana Ramírez vende flores artificiales desde hace cinco años, señala que muchas personas prefieren comprar esos arreglos porque duran más que las flores convencionales, que a la semana ya están marchitas.


"Tenemos ramos desde 25 pesos, hasta el ramo más grande de 150 pesos, con una gran variedad de flores artificiales, tenemos gladiolas, rosas, pompones, orquídeas, tulipanes, traemos flores exóticas, nuestra mercancía es de Estados Unidos".

Liliana Ramírez reconoce que la venta ha estado floja a comparación con otros años, la situación está muy difícil, para este dos de noviembre no surtió mercancía, ya que aún espera sacar la del día del padre.