Travesía de mariposa monarca alimenta tradición del Xantolo

Para los aztecas, el insecto era llamado Xochiquetzal (flor preciosa), diosa de la maternidad, el amor, las flores, la belleza, símbolo de los espíritus, los muertos y el fuego.
Reserva de la mariposa monarca. Es una extensión de 56 mil 259 hectáreas donde las mariposas provenientes de Canadá y Estados Unidos, realizan su hibernación.
Las mariposas han tenido un lugar importante entre la sociedad desde los tiempos del México prehispanico. (Notimex)

Reynosa

El altiplano de Tamaulipas se convierte en una de las rutas de la mariposa monarca, como cada año, en los meses de octubre y noviembre, lo que permite fomentar la creencia de que el paso de este insecto representa el alma de los muertos.

La ruta migratoria del insecto coincide con la celebración del Día de Muertos, de ahí la creencia de los pobladores de esa zona, que cada mariposa que vuela por estas fechas representa el alma de los difuntos.

El encargado del programa de la mariposa monarca de la Secretaria de Desarrollo Urbano y Medio Ambiente (Seduma), Josué Salazar Turrubiates, dijo que la llegada del insecto proveniente de Canadá fomenta una de las tradiciones más antiguas en el país: el Día de Muertos.

Señaló que las mariposas han tenido un lugar importante entre la sociedad desde los tiempos del México prehispanico entre las culturas azteca, mixteca, teotihuacana, tolteca y zapoteca.

Indicó que para los aztecas, el insecto era llamada Xochiquetzal (flor preciosa), diosa de la maternidad, el amor, las flores, la belleza, símbolo de los espíritus, los muertos y el fuego.

"Desde la época prehispánica, las mariposas representan para muchas personas el espíritu de los difuntos, de aquellas personas que regresan a visitar a sus familiares a través de las alas de este insecto", aseguró.

El biólogo refirió que éstas formaban parte de los rituales de las culturas en mención y prueba de ello, es que están representadas en sus construcciones y objetos cotidianos, como sellos, vajillas, trabajos de pluma, mantas, códices grabados en piedra y tocados.

Agregó que desde hace dos años, la Seduma, en conjunto con autoridades de los municipios de Jaumave, Ocampo, Miquihuana y Tula, resguardan los lugares por donde las mariposas pasan la noche para luego continuar su viaje hasta el estado de Michoacán.

Resaltó que del 31 de octubre al 8 de noviembre, el citado municipio es escenario del segundo festival de la mariposa monarca, en donde destacan visitas guiadas para la observación de este insecto del grupo de los lepidópteros.

Agregó que a nivel internacional, el fenómeno migratorio de la mariposa monarca está amenazado por la reducción de los hábitats de reproducción, descanso y alimentación y exhortó a la población a no tocar las mariposas, además de evitar cortar las plantas donde se alimenta y los árboles donde descansa, para que así este insecto encuentre más sitios en su ruta migratoria.