Milenio y Express dedican altar a Eliseo Barrón a 6 años de su asesinato

"Todos tenemos parte de culpa, perdónanos Eliseo", así como la playera que se usó en la marcha que realizaron los periodistas el 8 de junio de 2009 adornan su altar.
Altar de muertos dedicado al periodista de Milenio y Express, Eliseo Barrón.
Altar de muertos dedicado al periodista de Milenio y Express, Eliseo Barrón. (Haide Ambriz Padilla)

Torreón, Coahuila

Como es ya una tradición el 2 de Noviembre en Milenio, en el área de redacción se colocó un altar en memoria del periodista Eliseo Barrón Hernández, reportero de la sección policíaca de Milenio Diario Laguna y el periódico Express.

A seis años de su muerte por la realización de su trabajo periodístico, se dedica un altar y se observa la leyenda: "Todos tenemos parte de culpa, perdónanos Eliseo", así como la playera que se usó en la marcha que realizaron los periodistas y comunicadores el 8 de junio de 2009 para exigir el esclarecimiento de su muerte.

Lo recuerdan como un buen amigo, servicial y amigable. Apasionado del deporte, un hombre sano, sin los vicios comunes en el periodismo, como el tabaquismo o el alcoholismo.

La noche del lunes 25 de mayo de 2009, Eliseo fue sacado de su casa en el fraccionamiento Parque Hundido de Gómez Palacio, Durango.

Un grupo armado de ocho sujetos irrumpió en su hogar, justo cuando tenía unos minutos de haber llegado y estar viendo la televisión, con su esposa Judith y sus pequeñas hijas.

El martes 26 alrededor a las 9 de la mañana, su cuerpo sin vida fue hallado en las orillas del canal de Sacramento, a la altura del ejido Eureka, enclavado también el municipio gomezpalatino. Eliseo recibió cinco disparos en el pecho y mostraba huellas de haber sido torturado.

Eliseo fue un comunicador responsable en el cumplimiento de su labor diaria. Primero laboró en Ciudad Acuña, Coahuila, donde empezó a incursionar en el periodismo en el diario Zócalo. Ahí estuvo medio año. Luego regresó a Torreón y encontró un espacio en La Opinión.

Los colegas de Eliseo Barrón lo recuerdan como un buen amigo, servicial y amigable. Apasionado del deporte, un hombre sano, sin los vicios comunes en el periodismo, como el tabaquismo o el alcoholismo. Era ingeniero agrónomo de profesión, cristiano bautista, siempre estaba de buen humor y alegraba la redacción.

De acuerdo con el informe 'Libertad de Prensa 2015', trabajo de la organización no gubernamental Freedom House, México es uno de los 65 catalogados como 'no libres' para ejercer la labor periodística debido a la 'violencia endémica' que se registra.

México es considerado actualmente como uno de los territorios más peligrosos del mundo para los periodistas y los comunicadores, así lo afirma el informe Libertad de Prensa 2015, trabajo de la organización no gubernamental Freedom House que analiza la situación de 190 naciones.