En Coahuila los agresores de mujeres, sin castigo

María Elena de la Fuente, madre de Cecilia Eguía, asesinada presuntamente por su ex esposo Édgar Contreras Castro y actualmente en libertad, considera que se deben endurecer las leyes.

Torreón, Coahuila

Cecilia Eguía de la Fuente fue asesinada en 2014. Su cuerpo apareció entre matorrales el domingo 5 de octubre tras seis días de haber desaparecido.

Su ex esposo Édgar Contreras Castro se encuentra como probable responsable del asesinato, pues se tenía el antecedente no legal de violencia intrafamiliar. Él fue dejado en libertad a menos de un año de que ocurrieran los hechos.

Dos feminicidios en lo que va del año y un endurecimiento en el tipo de agresión contra la mujer es el escenario en el que se celebra el 25 de noviembre Día Internacional de la Lucha contra la Violencia en contra de la Mujer.

La secretaría de las Mujeres y los Centros de Justicia y Empoderamiento para las Mujeres han registrado una atención total de 42 mil 023. De diciembre del 2013 a la fecha en Torreón se han atendido 8 mil 253, un 20% del total.

María Elena de la Fuente, madre de la fallecida quien considera que se deben endurecer las leyes en Coahuila para condenar a los feminicidas o aplicar las que ya existen. Dice desconocer la verdadera causa por la que se encuentra en libertad el agresor de su hija.

Asegura que el mensaje que envía la autoridad en este caso es que no existe un castigo verdadero para los agresores de mujeres en la entidad. Pese a ello, les pide denuncien si lo padecen.

La Organización de las Naciones Unidas establece que la violencia contra la mujer sigue siendo una pandemia global. Hasta un 70% de las mujeres sufren violencia en su vida.

Es una violación de los derechos humanos, una consecuencia de la discriminación que sufre, tanto en leyes como en la práctica y la persistencia de desigualdades por razón de género.

Además de que afecta e impide el avance en muchas áreas, incluidas la erradicación de la pobreza, la lucha contra el VIH/SIDA y la paz y la seguridad.

María Elena tiene la custodia temporal de los hijos de Cecilia a quien dice, no "le ha podido llorar". Sus tres nietos el más grande de 13, una niña de 9 y el menor de ocho son el motivo de su existencia.

"Me llegaron tres angelitos de repente, por ellos no me he dejado caer. Perder así de esa manera a mi hija ha sido el peor de los golpes, lo más difícil que le puede ocurrir a una madre, pero también pienso en ellos, sé que soy su fortaleza, si ellos acaso me ven triste se ponen un poco inquietos, por ello es que no puedo sino mantenerme positiva por mis nietos”.

Recuerda que “Cecy” como le decían de cariño fue su hija pero también su amiga y confidente, hasta su consejera y lo era de todos sus hermanos, decía la palabra precisa en el momento adecuado y su singular sonrisa, era su esencia y característica.

Cuando reía se le iluminaba el rostro, muy bonita por fuera y por dentro muchísimo más. Cuenta que el primer evento que tuvieron de violencia fue cuando el hijo mayor de Cecy mayor tenía tres meses, una patada en el costado a pesar de que traía cargado al primer descendiente de ambos, con su cuerpo lo protegió.

“Ella llegó a decirme que se divorciaría, entonces no sabíamos todo lo que Cecy había padecido. Nos comenzamos a dar cuenta de que aquel incidente años atrás no habría sido el único, la dejaba encerrada sin dinero ni comida, un día no supe cómo, se escapó y llegó con los vecinos.

Ellos me la trajeron y ahí se separaron. Seguramente que las agresiones en contra de su hijo mayor también le dieron la fortaleza, era muy apegada a sus hijos”, señala.

La secretaría de las Mujeres y los Centros de Justicia y Empoderamiento para las Mujeres han registrado una atención total de: 42 mil 023.

De diciembre del 2013 a la fecha en Torreón se han atendido 8 mil 253, un 20% del total y de diciembre de 2014 a la fecha en Saltillo 7 mil 349, un 17% del total.

Durante el 2015 en Matamoros 669, un 2% del total y de 2013 a la fecha en los módulos de atención de la secretaría de las Mujeres 25 mil 752, un 61% del total.

La Organización de las Naciones Unidas establece que la violencia contra la mujer sigue siendo una pandemia global. Hasta un 70% de las mujeres sufren violencia en su vida.

A sus nietos la noticia del fallecimiento de su mamá se las tuvo que dar una psicóloga y es difícil que un día se hayan ido a dormir y al despertarse su mamá había desaparecido, ahora ya ríen, juegan, pero como es normal fueron días de llanto y desesperación.

"Es lo peor que nos pudo pasar a todos y que el padre sea el probable responsable".

Le resulta irrisorio que los padres de Contreras Castro hayan iniciado un recurso legal para recuperar la patria potestad de sus nietos pues aún no concluye el juicio que se lleva en su contra por feminicidio.

"Pero él se encuentra gozando de su libertad por el mandato de un Juez esa es lo malo que encuentro en la impartición de justicia".

De las autoridades espera justicia, tanto en el proceso en contra de Contreras Castro como en el que se refiere a la Patria Potestad de los menores y de las mujeres espera que denuncien inmediatamente las agresiones de las que son objeto, ello podría servirles.

Ha sido ya, la orientadora de mujeres que se le han acercado para exponerles que se encuentran en una situación similar a la que vivió su hija.

”En ese caso: yo les brindo mi apoyo y mi experiencia para que por lo menos resguarden su vida pero me doy cuenta de que cada día el tipo de agresión es más fuerte”.