Concluye reestructura de deuda pública de Coahuila

La operación fue por el monto de 36 mil 767 millones de pesos. La liberación de flujo equilibrará las finanzas y permitirá realizar proyectos de inversión dirigidos a incrementar la competitividad.
Rubén Moreira, Gobernador de Coahuila.
Rubén Moreira, Gobernador de Coahuila. (Milenio Digital )

Saltillo, Coahuila

El Estado de Coahuila concluyó el refinanciamiento de la totalidad de su deuda pública, por un monto de 36 mil 767 millones de pesos.

En la operación participaron siete instituciones bancarias, seleccionadas a través de un proceso competitivo que permitió al Estado obtener las condiciones financieras más favorables del mercado actual.

La transacción generará ahorros netos para el Estado por un monto estimado de 3 mil 100 millones de pesos por concepto de servicio de deuda durante la actual administración y un monto estimado en 6 mil 000 millones de pesos durante el período restante de los créditos refinanciados.

Esta liberación de flujo equilibrará las finanzas y permitirá realizar proyectos de inversión pública dirigidos a incrementar la competitividad del Estado.

La operación será evaluada por agencias calificadoras de riesgo internacionales, que mantendrán un monitoreo constante de las finanzas estatales.

A esta operación se incorporaron elementos mitigantes de riesgo como la Garantía de Pago Oportuno proporcionada por Banobras, así como un Seguro de Tasa de Interés por los primeros 3 años de la vida de los financiamientos.

Un elemento innovador en la estructura, es la incorporación de un mecanismo que permite crear una reserva para atender las obligaciones de fin de año relacionadas con el pago de aguinaldos.

Con ello se reduce el riesgo que representa esta contingencia para el Estado y se logra una mejor planeación para el corto y el largo plazo.

La estructura además permitió liberar el 25% del Fondo de Aportaciones para el Fortalecimiento de las Entidades Federativas y el 100% del Impuesto Sobre Nómina, que se encontraban afectados como garantía de la deuda pública.

Cabe destacar que la operación será evaluada por agencias calificadoras de riesgo internacionales, que mantendrán un monitoreo constante de las finanzas estatales.

La operación se convirtió en la primera en su tipo en México en contar con la supervisión del Banco Interamericano de Desarrollo, garantizando para el proceso los más altos estándares en materia de planeación, ejecución y transparencia.