Sapal presenta pruebas de deuda con el IMSS

El director del Sistema de Agua Potable y Alcantarillado de Lerdo presentó documentos para que comprobar que el adeudo por el que fueron embargados, corresponde a la administración de Carlos Aguilera.
Para el director del Sapal, los exalcaldes de Lerdo que estuvieron durante el periodo correspondiente a la deuda, se deslindaron de la responsabilidad.
Para el director del Sapal, los exalcaldes de Lerdo que estuvieron durante el periodo correspondiente a la deuda, se deslindaron de la responsabilidad. (Aldo Cháirez)

Torreón, Coahuila

Documentos certificados por el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en los que se indican los adeudos por conceptos de la cesantía y vejez y obrero patronal de 2007 y 2008 fueron presentados por el director del Sistema de Agua Potable y Alcantarillado de Lerdo (Sapal), Jesús Mario Castrillón Jiménez, para comprobar que la deuda por la que fueron embargados, corresponde a las administraciones municipales de Carlos Aguilera y Roberto Carmona.

Afirmó que de acuerdo con los documentos oficiales que dejó el Instituto Mexicano del Seguro Social el día en que se procedió al embargo, resaltan que el adeudo de las cuotas obrero patronal datan desde el tercer bimestre de 2007, mientras que por el retiro por vejez y cesantía desde el quinto bimestre de 2008.

Con los documentos en la mano, Castrillón Jiménez dijo que fueron los mismos con los que el IMSS procedió a realizar el embargo, y en los que se especifica los años correspondientes al adeudo por casi 20 millones de pesos.

Por el momento continúan las negociaciones con el IMSS, a quienes ya presentaron una contrapropuesta que se apega a la situación que enfrenta el sistema operador de agua.

Para el director del Sapal, los exalcaldes de Lerdo que estuvieron durante el periodo correspondiente a la deuda, se deslindaron de la responsabilidad debido a que estuvieron pagando deudas de periodos anteriores que corresponden de 2003 al 2007.

“El Seguro Social me dará el próximo martes el documento oficial por parte de la institución para decirme si hubo pago de administraciones anteriores y a qué periodos los encauzaron”, externó.

Sin embargo, en esta administración decidieron aclarar que los pagos que se realizan corresponden a la gestión en curso.

“El sistema actualmente está bien, y estamos cumpliendo nuestras obligaciones, pero que tengan en cuenta que mucho fue de la herencia de administraciones anteriores”, expresó.

Por el momento continúan las negociaciones con el IMSS, a quienes ya presentaron una contrapropuesta que se apega a la situación que enfrenta el sistema operador de agua, de la cual aún esperan respuesta.

Ésta consiste en pagar dos millones y medio de pesos en plazos y no al contado, mensualidades para cumplir con el resto, más accesibles, así como eliminar multas, recargos, sanciones y actualizaciones, que en lugar de 20 millones de pesos que establece la deuda original, disminuiría a 13 millones