Deuda pública desvía recurso para obras

Alcalde fronterizo reconoce que el dinero que se destina a cubrir el monto heredado puede ocuparse en construir o mejorar infraestructura vial o en programas de desarrollo social.
El plan municipal de obra pública tiene afectaciones en Nuevo Laredo.
El plan municipal de obra pública tiene afectaciones en Nuevo Laredo. (YAZMÍN SÁNCHEZ)

Tamaulipas

Al ser el municipio más endeudado de Tamaulipas, Nuevo Laredo resiente la deuda pública que carga de mil 900 millones de pesos, dijo el alcalde Carlos Canturosas Villareal, quien aceptó que el dinero que pagan mensualmente se puede ir a programas de obra pública o de desarrollo social. Actualmente el Ayuntamiento de Nuevo Laredo realiza pagos mensuales superiores a los 18 millones de pesos, que al final del año sumarán un total de 220 millones y reducirá a mil 680 millones de pesos la deuda pública, informó el alcalde Carlos Canturosas Villareal, quien destacó que se siguen realizando los pagos oportunamente.“Vamos muy bien, no hemos tenido ningún problema, seguimos pagando puntualmente, la deuda anda cerca de mil 900 millones de pesos, nosotros pagamos 220 millones anuales, que es el capital y el interés que te genera esa deuda”.Canturosas Villareal reconoció que sí afecta el pago de la deuda, en cuanto a que ese recurso se pudiera invertir en otras acciones de beneficio para la comunidad.

“Nos afecta porque dejamos de utilizar 220 millones, que se pudieran utilizar en obra pública, en desarrollo social y en otras cosas”.No obstante, dijo, el municipio cuenta con la suficiente solvencia económica para soportar la deuda.“Afortunadamente el municipio tiene la capacidad, además del buen manejo responsable que estamos haciendo nosotros y eso te puedes dar cuenta con las evaluadoras que nos están subiendo la calificación crediticia”.Descartó que la actual administración haya adquirido préstamos, ya que asegura que se trabajó con recursos propios precisamente para ya no endeudar el municipio.“No hay más deuda, estamos generando obra y se pagan cada 15 y cada mes las estimaciones correspondientes del pago en parcialidades que hacemos de la deuda, pero pues obviamente no estamos generando ni heredando ninguna deuda”.La cantidad que se va en abonar a la deuda pública es muy similar a lo presupuestado para la construcción de vías de comunicación que es de 270 millones 580 mil 426.67 pesos para este 2014.En otro municipio fronterizo, Reynosa, la deuda pública heredada por la administración anterior es de alrededor de 170 millones de pesos y ha disminuido 4 por ciento en lo que va de la presente trienio que encabeza José Elías Leal, aseguró el secretario de Finanzas y Tesorería del municipio, Francisco Almanza Villarreal.

Dijo que hoy en día se está pagando puntualmente este adeudo, abonando al capital y pagando los pasivos conforme a lo previamente contratado.“Mensualmente, el área de Finanzas paga por este concepto un millón 436 mil pesos, que incluyen 600 mil pesos de abono al capital, con lo que la deuda ha logrado reducirse en un 4 por ciento en relación a las finanzas que se recibieron”, señaló.Frente a todo ello, Almanza Villarreal, dejó en claro que por este concepto no se han afectado los servicios públicos o egresos del municipio, al comentar que está debidamente planeado hacia dónde se va cada peso del recurso.La cantidad de 1,436 millones de pesos que se van a la deuda pública es una cifra similar a lo que está presupuestado a los rubros de: vestuario, blancos, prendas de protección y artículos deportivos; refacciones y accesorios menores de maquinaria y otros equipos; y pasajes aéreos como parte de los viáticos para los funcionarios.