Detectan ventas de lotes sin autorización

Se han presentado 17 denuncias en contra de particulares y fraccionadores.

Pachuca

La Dirección General de Control  y Enlace Normativo de la Secretaría de Obras Públicas y Ordenamiento Territorial (SOPOT) ha presentado 17 denuncias contra particulares, fraccionadores o ejidatarios que seccionaron terrenos y vendieron lotes sin la autorización correspondiente.

En dos casos, en el municipio de Tizayuca, un juez ya dictó auto de formal prisión al mismo número de personas, mientras que 14 más, en Pachuca y Tulancingo, se encuentran en etapa de integración de averiguación previa. Además, en otros dos procesos jurídicos existen órdenes de aprehensión por el mismo ilícito, que no alcanza libertad bajo fianza e implica una pena de cinco a doce años de prisión y el decomiso del bien inmueble materia de delito.

“Muchos de los casos son por falta de información. Los dueños desconocen que no se pueden vender más de tres lotes sin autorización o de lo contrario se comete un delito, que no se comete por personas que se dedican a fraccionar sino por ciudadanos que creen que al tener un terreno de gran extensión lo pueden vender en partes; eso es un delito penal grave que priva de tener libertad, porque no alcanza fianza”, explicó el director de Control  y Enlace Normativo, Gerardo Alfonso Arana Sáenz.

Expuso que el fundamento legal de este ilícito se encuentra en el Código Penal, en delitos de fraccionadores, que establece que no se pueden comerciar lotes con un solo título de propiedad.

“El problema es en todos los municipios, a las personas se les hace fácil fraccionar una parcela y vender cinco o seis lotes de 300 metros. Muchas veces no se hace por dolo sino por ignorancia; sin embargo, la ley contempla una penalización”, reiteró el funcionario.

Además de quienes enfrentan el proceso jurídico, los que adquirieron los lotes bajo condiciones irregulares –al no contar con permisos de Obras Públicas para el desarrollo de un fraccionamiento, que debe contar con áreas de donación, servicios de agua potable, alcantarillado y energía eléctrica, entre otros– no pueden escriturar la propiedad, por lo que pierden su inversión en la adquisición del predio, y el avance de su construcción.

Empresas incumplidas

Sin precisar un número, el director general de Control  y Enlace Normativo de la SOPOT reveló que muchas constructoras inmobiliarias han incumplido con requerimientos de ley para poner a la venta viviendas en fraccionamientos, por lo que iniciarán juicios de cumplimientos de vicios ocultos.

“En muchas de las ocasiones se comprometen a tener una losa o un piso de determinada calidad, a contar con drenaje, servicio de agua potable y cuando se hace la supervisión no cumplen con el perfil”, explico. Pese a situación, dijo que ninguna empresa ha sido vetada hasta el momento por la dependencia, “todas van subsanando las omisiones conforme se les van requiriendo”.

Viviendas abandonadas

En su comparecencia en el Congreso del estado como parte de la glosa del tercer informe de gobierno, el secretario de Obras Públicas y Ordenamiento Territorial, Jesús Romero Quintanar, anunció que el próximo año participarán en la compra de casas abandonas en la zona metropolitana de Pachuca.

Ante los legisladores, quienes expresaron su preocupación de que grupos delictivos de apoderes de las construcciones deshabitadas o éstas se conviertas en focos de contaminación, al ser utilizadas como tiraderos de basura, el titular de la SOPOT adelantó que a través del Instituto del Fondo Nacional para la Vivienda de los Trabajadores (Infonavit) adquirirán estos espacios para posteriormente comercializarlos.