Secretaría de Educación inspecciona tienditas que operan en escuelas

De acuerdo a los lineamientos, sólo pueden ofrecerse alimentos chatarra los viernes y en porciones reducidas; a la fecha se han visitado 300 escuelas.

Guadalajara

La fuente de sodas de la Escuela Secundaria 69 "Teresa de Calcuta" en la colonia Jardines de la Cruz fue apercibida hoy por tener a la venta papitas, refrescos, golosinas, y bebidas azucaradas; productos chatarra, además fuera de las porciones permitidas.

La tiendita que administra Kenia desde hace cuatro años abre todos los días, cuando este tipo de alimentos, de acuerdo a los lineamientos de la Secretaría de Educación Pública (SEP), sólo pueden ofrecerse los viernes y en porciones reducidas.

Hoy, la Secretaría de Educación Jalisco (SEJ) realizó una gira de inspección a las tienditas que operan en escuelas, a la que invitó a medios de comunicación.

A la fecha, la  SEJ ha inspeccionado 300 planteles de primaria y secundaria, entre los cuales ha levantado 50 apercibimientos, informó la coordinadora administrativa de la dependencia, María Yesenia Galván Beltrán.

La funcionaria indicó que la meta a cubrir este año es de mil 417 planteles escolares. Detalló que en esta fase sólo se levantarán apercibimientos y a partir de 2015 si hay reincidencia, se impondrán multas de 1 a 5 mil salarios mínimos; que deberán pagar en forma compartida los concesionarios y el director de la escuela.

En la secundaria 69 hay tres tienditas, a las tres se les hicieron observaciones, aunque en dos fueron menores y sólo la de Kenia está completamente fuera de norma.

Tanto Kenia, como el director de la secundaria 69,  Everardo Vallejo, justificaron la venta de estos productos chatarra al señalar que los proveedores no los tienen disponibles en porciones pequeñas.

"Uno solo se gana la vida", dijo ella, tras admitir que sabía  de estas prohibiciones a través de medios de comunicación pero las empresas que le surten le aseguraron que "se están vendiendo en todas las escuelas".

Tras asegurar sus productos, Kenia dijo que habrá de pensar si continúa con su negocio, o de plano, lo cierra.