Detectan caso de chikungunya en SLP

Con 38 grados de temperatura, dolor de cabeza, retrocular, entre otros síntomas, una enfermera del IMSS que dio positivo en el virus, dijo haber estado en contacto con personas enfermas en Acapulco.
La enfermedad propiciada por un mosquito es del Caribe.
(Milenio Digital)

Ciudad Valles

Se detectó un caso de fiebre por chikungunya en un municipio de la Huasteca Potosina, por lo que la Secretaría de Salud intensificó las acciones de vigilancia, descartando que haya más pacientes.

Se trata de una enfermera del IMSS de 38 años de edad y con domicilio en el municipio de Tamazunchale, quien refirió que viajó hace unas semanas al puerto de Acapulco y aceptó haber estado en contacto con personas enfermas del mismo virus.

Cuando fue atendida presentaba 38 grados centígrados de temperatura, dolor de cabeza, musculares, en articulaciones, dolor retrocular, por lo que a través de la vigilancia epidemiológica fue sometida al protocolo de estudio de dengue y chikungunya, resultando negativo en el primer padecimiento, pero la muestra fue enviada al Instituto Nacional de Diagnóstico y Referencia Epidemiológica. El viernes 28 de mayo a través del Laboratorio Estatal de Salud Pública se recibió la confirmación de que era positivo del segundo virus.

Roberto Ávalos Carvajal informó que desde entonces se llevaron a cabo las acciones de prevención y control del vector como rociado, control larvario y saneamiento básico en la vivienda de la paciente y casas aledañas, además de la búsqueda de casos febriles, sin encontrar más casos.

Aseguró que este caso importado no representa riesgo a la salud de la población porque se han realizado las acciones de control de forma oportuna y se mantiene vigilancia epidemiológica permanente, además se ha dado capacitación al personal de las unidades de salud porque el vector transmisor es el mismo para el virus de chikungunya y dengue.

En lo que va del año, para el control del mosco transmisor Aedes Aegypti se han realizado tres ciclos de control larvario al cien por ciento de viviendas en localidades prioritarias de la zona Media y Huasteca, que son las de mayor riesgo por la humedad.