REPORTAJE | POR CRISTINA GÓMEZ

Detecta la ASF irregularidades en la UAT por 177 millones de pesos

Auditoría superior de la federación-Cuentas de la máxima casa de estudios

Fueron 177 millones 698 mil pesos los que la Universidad Autónoma de Tamaulipas destinó al pago de prestaciones improcedentes y pagos excedentes al tabulador de la SEP para personal administrativo y docentes.

Dictaminó “con salvedad” la cuenta pública 2012 de la UAT.
Dictaminó “con salvedad” la cuenta pública 2012 de la UAT. (Jesús Jiménez)

Tampico

Irregularidades por un monto de 177 millones 698 mil pesos, por pago de prestaciones improcedentes y pagos excedentes al tabulador dispuesto por la SEP para personal administrativo y docente del Programa de Educación Superior de Calidad, se detectaron al fiscalizarse los recursos federales transferidos a la UAT.

En el análisis, se observó un monto pagado de 260.7 millones en partidas que no están vinculadas al Convenio de Apoyo Financiero. Se aclararon 82.3 millones por prestaciones no ligadas al salario, pero quedaron  pendientes de solventar 177.5 millones de pesos por rebasar el límite tabulador establecido y por apoyos otorgados a trabajadores para pago de gastos médicos que tampoco están vinculados a dicho convenio, ni considerados en los contratos colectivos de trabajo.

Lo anterior motivó una solicitud de aclaración para que la UAT proporcione la documentación comprobatoria de 177 millones 582 mil pesos. De no sustentarse documentalmente estos recursos, la Secretaría de Hacienda recuperará dicho recurso.

Debido a lo anterior, la Auditoría Superior de la Federación (ASF) dictaminó “con salvedad” la cuenta pública 2012 de la máxima casa de estudios en Tamaulipas, correspondiente al penúltimo año de gestión de José María Leal.

Ese año, a la Universidad se le asignaron por el citado programa federal 1 mil 470 millones 685 mil pesos, que se complementarían con 981 mil 156 pesos aportados por el estado, sumando así un presupuesto por 2 millones 451 mil 841 pesos.

Sin embargo, este último ámbito de gobierno sólo pudo aportar  458 mil 892 pesos, quedando pendientes 522 mil 264 pesos de lo acordado en el Convenio de Apoyo Financiero firmado entre la SEP y la administración estatal.

En la revisión, se comprobó que la UAT abrió una cuenta bancaria para recibir el subsidio federal, sin embargo, no fue específica, pues también recepcionó ingresos de programas como “Carrera Docente” por 5.3 millones de pesos, “PROMEP” por 4.6 millones, “Reconocimiento de Plantilla” por 7.4 millones y “CUPIA” por 24 millones de pesos.

La Universidad realizó traspasos de los recursos federales del programa bajo análisis a siete cuentas bancarias, para el pago de nómina por dispersión electrónica, así como para el pago de cuotas al IMSS e Infonavit, impuestos y gastos de operación.

En la cuenta bancaria receptora de la UAT se generaron rendimientos financieros por 1.3 millones de pesos, pero por la mezcla de recursos, se limitó la identificación de los recursos del subsidio federal auditado. Además, al 31 de diciembre de 2012, la Universidad reportó un saldo por 4.5 millones de pesos.

En el transcurso de la auditoría y con motivo de la intervención de la ASF, la UAT inició el procedimiento administrativo para determinar responsabilidades de los servidores públicos, integrando el expediente UAT/CG/0001/2013, con lo que solventó lo observado.Además, se constató que la SEP no realizó las ministraciones de los recursos federales a la Secretaría de Finanzas de Tamaulipas conforme a lo calendarizado en el Convenio de Apoyo Financiero suscrito.

De los mil 470 millones 685 mil pesos autorizados vía el Programa de Educación Superior de Calidad, un millón 721 mil no se radicaron sino hasta el 9 de enero de 2013, lo que ameritó una promoción de responsabilidad administrativa ante el Órgano Interno de Control en la SEP, para que realice las investigaciones pertinentes y, en su caso, inicie el procedimiento administrativo por los actos u omisiones de los servidores públicos que no enviaron el dinero conforme a lo programado.

Por otra parte, la UAT remitió a la Secretaría de Finanzas del estado las facturas correspondientes a las transferencias de recursos federales por 1 mil 470 millones 685 mil pesos, sin embargo, no fueron realizadas a más tardar el día hábil siguiente a la recepción del subsidio federal, sino con desfase de uno a diez días hábiles, lo que derivó en otra promoción de responsabilidad administrativa.

La UAT reportó en pólizas contables como pagado 1 mil 416 millones 750 mil pesos integrados por 1 mil 409 millones 881 mil en el ejercicio fiscal 2012; 6 millones 869 mil de pagos realizados en años anteriores y 3 mil pesos por concepto de ajustes por cancelación de gasto de becas no comprobadas de años anteriores.

Se determinó entonces un gasto comprometido real por 1 mil 467 millones 920 mil pesos y al 31 de diciembre quedó un saldo disponible no comprometido y no reintegrado a la Tesorería de la Federación por 6.8 millones de pesos.

Ante ese señalamiento, la UAT reintegró 7.1 millones, producto de la suma observada más los intereses.

Adicionalmente, inició un  procedimiento administrativo.Se emitieron 17 observaciones, de las cuales 12 fueron solventadas antes de la integración del informe y las 5 restantes generaron 1 Solicitud de Aclaración, 3 Promociónes de Responsabilidad Administrativa Sancionatoria y 2 Pliegos de Observaciones.