Detección del VPH previene cáncer cervicouterino: IMSS

En los estudios de Papanicolaou y colposcopia se puede detectar la presencia del Virus del Papiloma Humano.

Puebla

A veces sin saberlo, hombres y mujeres son portadores del Virus del Papiloma Humano (VPH), que se puede transmitir desde el inicio de la actividad sexual.

El doctor Ernesto Corona Alvarado, encargado de la División de Ginecología y Obstetricia del Hospital General Regional No. 36 "San Alejandro" del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Puebla, explicó que los síntomas son muy variables, dependen de cada paciente.

Hay ocasiones que el virus presenta una etapa asintomática, otras veces al cabo del tiempo se pueden presentar algunas molestias como: comezón que no mejora con tratamientos, secreción vaginal persistente o verrugas externas. En el varón se presentan lesiones verrugosas en los genitales.

Existen más de 150 serotipos de virus de papiloma humano, sin embargo los 6, 11, 16 y 18 son los más comunes. Se dividen en dos familias, los primeros de bajo riesgo y los siguientes de alto riesgo, los cuales, desarrollan cáncer cervicouterino.

El doctor Corona comentó que aunque el cáncer cervicouterino tarda años en aparecer, los estudios de Papanicolaou y colposcopia son muy importantes pues con ellos se puede detectar la presencia del virus y suministrar tratamiento preventivo ante cáncer cervicouterino.

Los tratamientos van de acuerdo a la edad de la paciente, pues en pacientes jóvenes -menores de 35 años-, sólo hay que vigilarlo y recetar antioxidantes y vitamínicos. Es importante cambiar el estilo de vida por uno más saludable y establecer vigilancia con exámenes de exploración físicos.

Si la lesión se asocia a una displasia, depende del grado de avance de ésta; para ello, en el Hospital San Alejandro del IMSS se utilizan distintos tratamientos que van desde la aplicación de alguna crema que inhiba el crecimiento del VPH, la electro esferolisis que se realiza vaporizando con una esfera eléctrica las lesiones o el cono cervical, que consiste en hacer un corte del cuello de la matriz.

Actualmente la vacuna ha ayudado en el control de VPH, ya que evita que la paciente adquiera el virus de papiloma y por lo tanto elimina la posibilidad de desarrollar cáncer de cuello de la matriz. En el esquema de vacunación está indicada para niñas de 9 a 13 años de edad.

Finalmente el doctor Ernesto Corona Alvarado emitió algunas recomendaciones para prevenir el contagio de VPH: tener una sola pareja sexual y hacerse una exploración anual de Papanicolaou y colposcopia.