Desvío por 7, 573 mdp continúa en la impunidad

El monto más alto de las observaciones corresponden a OPD´s por 5, 188 mdp. 

Guadalajara

A casi un año de que la Contraloría del Estado concluyera las auditorías realizadas al gasto efectuado durante 2012 por la Administración del ex gobernador, Emilio González Márquez, las cuales develaron irregularidades por el orden de los 7, 573 millones de pesos, sólo hay un ex funcionario detenido por el presunto desvío de 50 millones de pesos, lo cual no representa ni el uno por ciento del presunto daño patrimonial reportado.

En marzo pasado fue detenido el ex tesorero de la Inmobiliaria y Promotora de Vivienda de Interés Público del Estado (Iprovipe), Roberto Valle Pinzón, acusado por desvío y aprovechamiento de atribuciones y facultades y por lo cual sigue un proceso penal.

Las autoridades de la actual Administración interpusieron la demanda en contra de Valle Pinzón, tras ser señalado de desviar 50 millones de pesos de 150 millones que se habían etiquetado para el pago de un terreno del Centro Logístico ubicado en Zacoalco de Torres, toda vez que sólo se pagaron 100 millones y del resto se desconocía su destino.

El otro demandado es el ex titular del instituto de la vivienda, Jorge Sánchez Martínez, quien fue detenido en abril de este año por el presunto desvío de 10 millones de pesos que se debieron destinar para la construcción de la Villa Panamericana, sin embargo, fue liberado en menos de 24 horas tras obtener un amparo.

Estos, son los únicos dos funcionarios detenidos por las irregularidades detectadas, pese a que la última información otorgada por el contralor, Juan José Bañuelos Guardado, fue que ya habían sido presentadas denuncias por las anomalías encontradas también en la aplicación de recursos del Comité Administrador del Programa Estatal para la Construcción de Escuelas (Capece), así como del Seguro Popular, de este último dijo, se presentarían más denuncias.  

Durante estos diez meses -tras haberse concluido las auditorías-, el gobierno de Aristóteles Sandoval Díaz, ha informado sobre la detención de los dos funcionarios así como la presentación de las demandas; sin embargo, no ha dado a conocer si algunos de los ex titulares de las dependencias señaladas, ya habrían comprobado el destino de los recursos que se presume fueron desviados y si el daño patrimonial por 7,500 millones de pesos ya habría disminuido.

El mandatario estatal ha repetido en varias ocasiones que no se han brindado ciertos detalles por la secrecía que requieren las investigaciones, así como para no alertar a ningún ex funcionario que esté involucrado.

En octubre pasado, tras anunciar los resultados de las auditorías, el contralor Juan José Bañuelos Guardado, declaró que González Márquez tendría “mucho de qué preocuparse”, sin embargo, no se ha comprobado que efectivamente hubo desvíos por más de 7 mil millones de pesos en el caso de los recursos estatales o federales (las irregularidades de estos últimos serían reportados a la Auditoría Superior de la Federación).

Del total de los recursos señalados: 5, 188 millones de pesos corresponden a irregularidades detectadas en los organismos públicos descentralizados, y el resto a algunas de las 16 dependencias revisadas.

A la fecha, las observaciones por daño patrimonial, administrativas, por desvío de recursos o por riesgo de daño patrimonial, continúan en la impunidad.