Cambiarán municipios estrategias de seguridad

Tras la baja de delitos implementando la Policía de Proximidad, ayuntamientos priistas replicarán este modelo, que consiste en dejar las armas largas y buscar un trato más cercano con la gente. 

Monterrey

Los alcaldes metropolitanos cambiarán el esquema en materia de seguridad, dejando atrás las armas largas para inclinarse más hacia los Policías de Proximidad.

En ello coincidieron sus ponencias durante el Primer Congreso de Participación y Proximidad 2014 en el Aula Magna de la UANL, organizado por el municipio de Escobedo.

Una vez que el índice de delitos relacionados con la delincuencia organizada ha bajado, los ediles dejarán sólo unos cuantos elementos de reacción inmediata en sus corporaciones y se enfocarán en aquellos que tengan un trato más cercano con la gente.

El alcalde anfitrión del evento, César Cavazos, habló de la creatividad por parte de los munícipes para tener una policía, y ésta es una opción que está dando resultados.

"Si los alcaldes reinventamos nuestra policía, por una policía cercana a la ciudadanía, que los conozcan, que exista comunicación, que se dé la confianza, sólo así, el vecino denunciará y se acrecentará una relación que durará por años", indicó.

"Tenemos que dar primero resultados para que sea el termómetro que haga voltear a ver a otros este esquema", complementó el alcalde Raymundo Flores Elizondo.

Por su parte, su homólogo de Guadalupe, César Garza Villarreal, señaló que el modelo será instaurado a partir del mes de marzo en 100 colonias con 22 patrullas, y apostando a esta policía de proximidad.

"Estamos apostando a esta policía cercana a la ciudadanía, eficaz para combatir el delito común en Nuevo León, es esquema mixto de proximidad, con grupo de reacción para ciertas zonas con alto índice de violencia y conflictivo es la mezcla ideal", dijo el munícipe en entrevista.

En el mismo tenor se manifestaron los alcaldes de García, Jesús Hernández y Juárez, Rodolfo Ambriz.

El presidente municipal de Juárez destacó que es un modelo útil y que ya ha demostrado su efectividad, por lo cual será aplicado en su municipio.

"Nosotros tenemos mucha cercanía con la gente y esto es parte del fundamento de la Policía de Proximidad, en este mes de febrero podríamos arrancarlo de manera oficial", dijo.

Afirmó que ya en el municipio que gobierna se ha sentido un descenso marcado de delitos de fuero común y esto se debe en gran parte a la capacitación y la buena paga que reciben sus policías.

Rodolfo Ambriz agregó que en este año buscarán el reclutamiento de 100 nuevos elementos para llegar a un total de 290, de los cuales, un grupo se quedará asumiendo labores de reacción, pero la gran mayoría hará labores preventivas en las colonias.

De la misma opinión es el alcalde de García, Jesús Hernández, quien señaló que la verdadera labor de las policías preventivas es estar cerca de los ciudadanos, sin embargo, por la situación de seguridad que se estaba viviendo, se vieron orillados a convertirse en un cuerpo más reactivo.

En este municipio se planea un equipo de al menos 250 elementos de proximidad y un equipo de reacción.

"Nosotros ya tenemos un buen equipo de oficiales que se graduaron en la Academia de Escobedo, con esta formación de Policía de proximidad ya estamos viendo buenos resultados.

"Los policías van y se presentan casa por casa, dan su nombre, sus datos de localización y trabajan con los vecinos en estrategias de prevención y de acciones conjuntas", dijo.

El municipio cuenta con 280 elementos y buscarán la contratación de 100 más.

Por su parte, el gobernador Rodrigo Medina de la Cruz en compañía de Roberto Rafael Campa Cifrián, subsecretario de Prevención y Participación Ciudadana de la Secretaría de Gobernación, inauguraron el Congreso.

En el foro se abordaron las experiencias en la implementación del modelo de Policía de Proximidad (PROXPOL) que ha tenido el municipio de Escobedo y Apodaca, la cual ha logrado reducir los índices delictivos y ya ha sido adoptado por otros municipios del país.

Regreso a las funciones originales

Para la alcaldesa de Monterrey, Margarita Arellanes, hablar de proximidad es remitirse a las verdaderas obligaciones de los municipios según la Constitución, en relación a la seguridad preventiva y de cercanía con los ciudadanos.

"Es un esquema que no es nuevo, que se viene manejando desde hace muchos años, recordemos hace 20 años, el ex alcalde Jesús Hinojosa hablaba de una Policía de Barrio", dijo.

Señaló que durante algún tiempo y a causa de la situación de inseguridad que se vivía en la entidad fue necesario "salir al quite" y realizar otras funciones.