Despiden a médico de SSJ por portar VIH

Luego de enterarse de su padecimiento, los directivos de la región Norte lo presionaron.
Asegura que hicieron lo posible por sacarlo de la dependencia.
Asegura que hicieron lo posible por sacarlo de la dependencia. (Arturo Ramírez Gallo)

Guadalajara

La página de Internet del Consejo Estatal para la Prevención del Sida (Coesida), dependencia de la Secretaría de Salud Jalisco (SSJ), cuenta con un apartado sobre Derechos Humanos y VIH  en el que detalla y hace mención de que la “discriminación asociada con el VIH constituye una de las expresiones sociales más desafiantes que atenta contra la dignidad, el respeto a la diversidad y derechos humanos”.

Y para un ex trabajador de la secretaría estatal parece ser que este tema que se asocia con el respeto y no discriminación pasó desapercibido por sus superiores en la región sanitaria 1, con sede en el municipio de Colotlán. Asegura que luego de confesarles que portaba el  Virus de la Inmunodeficiencia Humana (VIH) inició todo un proceso en contra suya para sacarlo de Salud Jalisco.

El médico, quien por temor a ser rechazado, estigmatizado y discriminado prefirió guardar su identidad, contó que al cambio de Administración gubernamental el recién nombrado director de la región sanitaria norte, José de Jesús González Curiel, y el encargado de Salud Pública en la región, Omar Ulises Zavaleta, le informaron un ascenso para colocarlo como médico supervisor.

“Motivo por el cual me dio confianza y les comenté de forma confidencial mi estatus serológico. Vivo con VIH; posterior a esto acudí a esta semana cultural y deportiva [en Guadalajara]. […] Estando en la semana cultural recibí llamadas del doctor Osmar Ulises Zabaleta Carrillo porque le urgía hablar conmigo sobre mi contrato”, indicó el médico afectado.

Al regresar al municipio de Colotlán el doctor señala que fue recibido con hostigamientos y acoso laboral por parte de Osmar Zabaleta y con la noticia de que sus superiores habían tomado la decisión de enviarlo a laborar en la sierra del municipio ubicado al norte de Jalisco.

“Le pedí que considerara mi estado de salud, pues yo había tenido una recaída muy grave en 2012 y estuve hospitalizado saliendo aparte de VIH una enfermedad pulmonar delicada que me imposibilitaba caminar tramos largos sin agitarme”, explicó el empleado.

La orden del doctor Zabaleta fue clara: si el médico no subía a la sierra el 15 de octubre de 2013 o no renunciaba antes de esa fecha se le quitaría su fuente de trabajo. Por su condición de salud no pudo exponerse a las condiciones laborales en la sierra y fue efectiva la amenaza del encargado de Salud Pública en el norte.

El doctor que porta VIH presentó una queja ante la Comisión Estatal de Derechos Humanos Jalisco el 25 de septiembre de 2013, antes de ser dado de baja y ésta emitió una medida cautelar para evitar que se violaran los derechos humanos.

“El funcionario público, doctor José de Jesús González Curiel, ya no tiene queja ante la CEDHJ por escrito, así se me notificó, y yo cuento con la prueba de que él declaró ante la CEDHJ, por lo tanto es imposible que no tengan ninguna queja porque personalmente la interpuse”, declaró quien también lleva su caso en la Junta de Conciliación y Arbitraje.